Archivos del blog

martes, 6 de mayo de 2014

El Cardenal Müller acusa a las religiosas rebeldes de EE.UU de falta de obediencia y promoción de la herejía

 

 

S.E.R. Gerhard Müller, cardenal Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha acusado a las religiosas de Estados Unidos de no acatar la agenda de reformas ordenada por la Santa Sede. El cardenal asegura que las responsables de la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas (LCWR) están ignorando los procedimientos para elegir a los conferenciantes que participan en sus asambleas anuales, y cuestiona si los programas de dichas asambleas se están utilizando para promover la herejía.

En un encuentro de los Superiores de la Congregación para la Doctrina de la Fe con la Presidencia de la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas, celebrado en Roma el pasado 30 de abril, el cardenal ha asegurado a las religiosas que la elección de los oradores de la conferencia anual y el material impreso que ponen a disposición de sus miembros, así como su actitud ante errores doctrinales evidentes, le lleva a cuestionar si LCWR tiene «verdaderamente la capacidad de verdad de sentire cum Ecclesia (sentir con la Iglesia)».

El purpurado es especialmente crítico con la promoción de las teorías que defiende Bárbara Marx Hubbard, presidenta de la Fundación para la Evolución Consciente,incompatibles con la fe católica, porque conducen casi necesariamente a errores fundamentales respecto a la omnipotencia de Dios, la encarnación de Cristo, la realidad del pecado original, la necesidad de salvación y el carácter definitivo de la acción salvífica de Cristo en el misterio pascual.

El cardenal acusa a las religiosas de no permitir siquiera que haya una contra-réplica a los ponentesque participan en sus conferencias anuales cuando se alejan de la doctrina de la Iglesia.

 

Responde a las quejas

Por otra parte, el prelado responde a las quejas de las responsables de la LCWR, que consideran como una sanción disciplinaria la participación del Delegado pontificio en la elección de conferenciantes. El cardenal explica que, por el contrario, dicha participación es una muestra del interés de la Santa Sede en dialogar con las religiosas para ayudarlas a estar en comunión con la fe de la Iglesia.

 

Provocación de las religiosas

El cardenal Müller pone el siguiente ejemplo de lo que no puede ocurrir:

Un ejemplo podría ayudarnos en este momento. Me entristece enterarme de que ustedes han decidido conceder el Premio al Liderazgo Extraordinario durante la Asamblea de este año a unateóloga criticada por los Obispos de los Estados Unidos debido a la gravedad de los errores doctrinales en sus escritos. Es una decisión que será vista como una provocación abierta contra la Santa Sede y la Evaluación Doctrinal. No sólo eso, sino que aleja aún más a la LCWR de los Obispos.

Aunque el purpurado no da el nombre de la teóloga, se trata de Elizabeth Johnson, profesora de teología en la Universidad de Fordham, institución académica de la Compañía de Jesús en Nueva York. Johnson fue objeto en marzo de 2011 de una nota por parte de la comisión episcopal para la doctrina de la fe de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos.

El Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe asegura ser consciente de estar hablando sin rodeos:

Me doy cuenta de que estoy hablando con bastante franqueza sobre este asunto, pero lo hago sabiendo que no hay ninguna otra forma de interpretar la decisión de otorgar este premio, ni dentro ni fuera de la Iglesia.

Relacionados

Fuente: InfoCatólica.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario