Archivos del blog

domingo, 3 de marzo de 2013

Así es mi amigo

 

benson

 

Te diré cómo le conocí:

Había oído hablar mucho de Él, pero no hice caso.

Me cubría constantemente de atenciones y regalos,

pero nunca le di las gracias.

Parecía desear mi amistad, y yo me mostraba indiferente.

Me sentía desamparado, infeliz, hambriento y en peligro,

y Él me ofrecía refugio, consuelo, apoyo y serenidad;

pero yo seguía siendo ingrato.

Por fin se cruzó en mi camino y, con lágrimas en los ojos,

me suplicó: ven y mora conmigo.

Te diré cómo me trata ahora:

Satisface todos mis deseos.

Me concede más de lo que me atrevo a pedir.

Se anticipa a mis necesidades.

Me ruega que le pida más.

Nunca me reprocha mis locuras pasadas.

 

 

Te diré ahora lo que pienso de Él

Es tan bueno como grande.

Su amor es tan ardiente como verdadero.

Es tan pródigo en Sus promesas como fiel en cumplirlas.

Tan celoso de mi amor como merecedor de él.

Soy su deudor en todo, y me invita a que le llame amigo.

                                         Monseñor Robert Hugh Benson

Fuente: Bensonians

No hay comentarios.:

Publicar un comentario