Archivos del blog

jueves, 17 de enero de 2013

Sobre la Creatividad y otras Salvajadas Litúrgicas

Interesantes admisiones del Card. Cañizares

benedicto--644x362

La “creatividad salvaje” posconciliar a provocado la ruptura con los lefebvristas, asegura el Card. Cañizares.


Después del Concilio Vaticano II (1962 – 1965), la “creatividad salvaje” de ciertas experiencias litúrgicas ha “exasperado” a una parte de la Iglesia y dio lugar a la “ruptura” entre Roma y los fieles de Mons. Marcel Lefebvre, estima el prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. El Cardenal Antonio María Cañizares se ha expresado así durante una conferencia sobre la reforma litúrgica posconciliar, en Roma, la tarde del 15 de enero de 2013.
Cuando la constitución conciliar Sacrosanctum Concilium, sobre la reforma litúrgica fue aprobada en diciembre de 1963, algunos hicieron las “experiencias” de una “creatividad salvaje”, poco respetuosa del “espíritu del concilio”, ha explicado el Cardenal Cañizares al término de un ciclo de encuentros propuestos por la embajada de España ante la Santa Sede. El alto prelado también lamentó que tales excesos hayan movido a la “ruptura” con una parte de la Iglesia. En efecto, a los ojos del prelado español, esta “mala interpretación” del texto conciliar ha “exasperado” a algunos, provocando la separación realizada por Mons. Lefebvre en 1988, con la ordenación de los cuatro obispos sin mandato pontificio.
Según el prefecto, en la época del Concilio Vaticano II,  “cambio” era una “palabra mágica” mientras que la “renovación litúrgica debe inscribirse en la continuidad”, para no correr el riesgo de hacer de la reforma una “caricatura”.

El Concilio no ha ofrecido tanto “cambios” como, más bien, una “visión” de la liturgia “en continuidad con la tradición de la Iglesia y la reflexión teológica”  realizada sobre este tema, prosiguió el Cardenal Cañizares. Según él, “los cambios son la consecuencia de esta reflexión teológica en el interior de la tradición” y a continuación del “movimiento litúrgico” iniciado en Francia en el siglo XIX por Dom Prospero Guéranger (1805 -1875), que puso su empeño en profundizar la liturgia para extraer la sustancia, a fin de hacerla conocer y amar.

 

 

Renovar el sentido litúrgico

«Incluso los mismos que siguen a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, aquellos que participan de una misa celebrada correctamente, ha dicho también el alto prelado, dicen que no había necesidad de esta separación con la Iglesia Católica si este hubiese sido el caso”. El Cardenal Cañizares ha precisado que, conforme a la admisión de Mons. Bernard Fellay, actual superior de la fraternidad, Mons. Lefebvre no hubiese querido esta ruptura si la misa hubiese sido celebrada en todas partes según “la forma más estricta” del nuevo Misal de Paulo VI (1963 – 1978).

Ahora que la nueva evangelización es una prioridad para los católicos, el jefe del dicasterio  considera que no hay “porvenir para la Iglesia, ni para la humanidad sin renovación litúrgica”. “La reforma más urgente es la formación litúrgica, que hace mucha falta y se nota”, subrayó a continuación. Y agregó: “Allí donde los pastores y los fieles tienen una buena formación litúrgica, la vitalidad de las comunidades es más fuerte”.

 

Le prêtre ne doit pas être le “protagoniste“ d’une “liturgie spectacle“, a encore affirmé le cardinal Cañizares, mais sa messe doit être davantage “comprise, consciente et active“.

 

El sacerdote no debe ser “protagonista” de una “liturgia espectáculo”, ha dicho el Card. Cañizares, sino que su misa debe ser más “amplia, consciente y activa”.

Preguntado por los periodistas sobre la sensibilidad litúrgica de Benedicto XVI y especialmente por el reciente retorno del fanón papal, ornamento tradicional, el Cardenal Cañizares estimó necesario “observar las celebraciones papales como un modelo a seguir”. “El papa enseña no solamente con sus palabras, sino también con sus gestos, y este modo de celebrar es un modelo para toda la cristiandad”, concluyó.

 

Fuente: I.Media

No hay comentarios.:

Publicar un comentario