Archivos del blog

viernes, 12 de octubre de 2012

PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO

 

Escrito de un defensor de la Catedral de Posadas cuando las blasfemas y arpìas abortistas realizaron su acto bestial el pasado día domingo 7 de Octubre:


La "estrategia que predicaba el párroco de la Catedral de Posadas, pacifista, parsimoniosa, conciliadora con los que ofenden a Dios e insultan a la Virgen y agreden a los católicos, tiene razones muy profundas.
Es evidente que el Padre Barros si alguna vez estudió teología lo olvidó completamente e incluso no tiene en cuenta el catecismo porque habla de la Iglesia de Posadas como si fuese una secta; se olvida que la Iglesia es católica, es decir, universal.
Dice haber hecho una opción por la paz absoluta cuando los papas han hecho una clara distinción entre paz verdadera y pacifismo, el cual es un pecado generalmente de cobardía.También incurre en una actitud errática pues condena a quienes defendieron lo que el no supo defender y concilia con los que atacaron lo que el llama su catedral, que es la de la Iglesia Católica y no es la catedral del Padre Barros, que hoy está allí y mañana no.
Averiguen los habitantes de Posadas por qué no se les informó con antelación y debidamente acerca de los actos vandálicos que harían estas mujeres, proceder probado ya en catedrales de otras diócesis y la curiosa respuesta del párroco tratando de que nadie proteja la catedral porque es un montòn de ladrillos, olvidando que está consagrada y, reiteramos, no le pertenece al Padre Barros, sino a la Iglesia Católica, y que la Casa de Dios es casa de oración y los fieles de cualquier punto del planeta tienen derecho a defenderla.
Las razones profundas que sospechamos tienen el Padre Barros y el Señor Obispo de Posadas parecen estar fundadas en la promesa de subsidios que les han hecho desde la gobernaciòn para construir la universidad católica de Misiones.Seria bueno que los fieles se interiorizaran de todo porque con frecuencia no se dice cuanto dinero ingresa o cuanto sale de la diócesis, parece ser que el bolsillo es el órgano más sensible de muchos clérigos que optan por la paz pensando en los pesos.
La población de Posadas tambièn debería considerar la actitud lamentable del jefe de policía, "seguramente honesto", quien mandó a cinco policías estar delante de la Catedral tan solo unos minutos y luego les ordenó irse.
¡Abra los ojos el pueblo de Posadas!


SE RUEGA DIFUSION

No hay comentarios.:

Publicar un comentario