Archivos del blog

sábado, 22 de septiembre de 2012

+ Novena a San Miguel Arcángel +


Corona Angélica
(Con las debidas licencias y enriquecida con numerosas indulgencias)


Primera salutaciòn: al primer coro de los ángeles
Por intercesiòn de San Miguel y del celestial coro de los serafines, el Señor nos haga dignos de ser inflamados en perfecta caridad. Asì sea. Padre nuestro y tres Ave Marías.

Segunda salutaciòn: al segundo coro de los ángeles
Por intercesiòn de San Miguel y del celestial coro de los querubines, dígnese el Señor hacernos la gracia de dejar el camino del pecado, y de andar por el de la perfecciòn cristiana. Asì sea. Padre nuestro y tres Ave Marías.

Tercera salutación: al tercer coro de los ángeles
Por intercesión de San Miguel y del celestial coro de los tronos, derrame el Señor en nuestros corazones el espìritu de verdadera y sincera humildad. Así sea. Padre nuestro y tres Ave Marías.

Cuarta salutación: al cuarto coro de los ángeles
Por intercesión de San Miguel y del celestial coro de las dominaciones, dénos el Señor la gracia de dominar nuestros sentidos y corregir nuestras malas pasiones. Así sea. Padre nuestro y tres Ave Marías.

Quinta salutación: al quinto coro de los ángeles
Por intercesiòn de San Miguel y del celestial coro de las potestades, dígnese el Señor proteger nuestras almas contra las asechanzas y tentaciones del demonio. Asì sea. Padre nuestro y tres Ave Marías.

Sexta salutación: al sexto coro de los ángeles
Por intercesiòn de San Miguel y del celestial coro de las virtudes, no nos deje el Señor caer en la tentación, mas nos libre del mal. Así sea. Padre nuestro y tres Ave Marías.

Séptima salutación: al séptimo coro de los ángeles
Por intercesiòn de San Miguel y del celestial coro de los principados, llene el Señor nuestras almas del espíritu de verdadera y sincera obediencia. Asì sea. Padre nuestro y tres Ave Marías.

Octava salutación: al octavo coro de los ángeles
Por intercesiòn de San Miguel y del celestial coro de los arcángeles, concédanos el Señor el don de la perseverancia en la fe y buenas obras, para poder llegar a poseer la gloria del paraíso. Así sea. Padre nuestro y tres Ave Marías.

Novena salutación: al noveno coro de los ángeles
Por intercesiòn de San Miguel y del celestial coro de los ángeles, dígnese concedernos el Señor, que ellos nos guarden en esta vida mortal, y nos lleven luego a la gloria eterna de los cielos. Así sea. Padre nuestro y tres Ave Marías.

Aquí se rezarán cuatro Padre nuestros: el primero a San Miguel, el segundo a San Gabriel, el tercero a San Rafael, y el cuarto al propio ángel de la guarda. Luego se concluye diciendo lo que sigue:

Gloriosísimo príncipe San Miguel, jefe y caudillo de los celestiales ejércitos, depositario de las almas, vencedor de los espíritus rebeldes, servidor de los espíritus rebeldes, servidor de la casa de Dios, y admirable guía nuestro, después de Jesucristo; Vos, cuyo poder y virtud son tan grandes, dignaos librarnos de todo mal a los que recurrimos a Vos con confianza, y haced, con vuestra protección incomparable, que siendo fieles a nuestro Dios, adelantemos en su servicio cada día.

V. Rogad por nosotros bienaventurado protector nuestro San Miguel, príncipe de la Iglesia de Jesucristo.
R. Para que seamos dignos de alcanzar sus promesas.

Oración

Omnipotente y eterno Dios, que por un prodigio de bondad y misericordia para la salvación de todos los hombres, escogisteis por príncipe de vuestra Iglesia al glorioso arcángel San Miguel, haced que seamos dignos, como os lo pedimos, de ser librados, con su bondadosa protección, de todos nuestros enemigos, a fin de que ninguno de ellos venga a molestarnos en la muerte, sino que nos sea dado el ser introducidos por él en presencia de vuestra divina Majestad. Por los méritos de Jesucristo Nuestro Señor. Así sea.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario