Archivos del blog

viernes, 10 de agosto de 2012

Consagración de la Argentina al Inmaculado Corazón de María


"El 13 de mayo de 1931, en presencia de 300.000 fieles, quienes habían ido a Fátima para el evento, los obispos de Portugal consagraron solemnemente su nación al Inmaculado Corazón de María. Estos buenos obispos pusieron Portugal bajo la protección de Nuestra Señora, para preservarla del contagio comunista que se estaba difundiéndose a través de Europa, y especialmente en España. Como resultado de esa Consagración, Portugal experimentó un triple milagro:

1) Hubo un magnífico renacimiento católico
2) Hubo un milagro de reforma política y social
3) Y hubo un doble milagro de paz 


Los obispos portugueses habían prometido en 1936 que si Nuestra Señora protegía a Portugal del Comunismo, ellos expresarían su gratitud renovando la Consagración Nacional al Inmaculado Corazón de María. Fieles a su palabra, el 13 de mayo de 1938, ellos renovaron la Consagración de Portugal al Inmaculado Corazón en acción de gracias por la protección de Nuestra Señora."


Desde aquí, y tomando como ejemplo lo realizado hace 80 años por el episcopado portugués, solicitamos a los obispos argentinos, la Consagración de la Argentina al Corazón Inmaculado de María. 

4 comentarios:

  1. Que así sea
    María salvará nuestra Patria


    Martín Sosa Cameron

    ResponderEliminar
  2. Habría que generar un grupo de personas que presionen a los obispos de diferentes maneras, redactando y enviándoles una carta exigiéndoles la Consagración al Corazón Inmaculado de nuestra patria.

    ResponderEliminar
  3. No es necesario generar grupos, basta con que cada católico lo pida a su obispo, ya sea por escrito o verbalmente.

    ResponderEliminar
  4. Pero alguien, que sepa cómo hacerlo adecuadamente, podría redactar una carta que sea firmada por escrito o enviáda por internet para las firmas-por los católicos que estén de acuerdo.

    ResponderEliminar