Archivos del blog

martes, 3 de julio de 2012

La Balada del Caballo Blanco y Lepanto: entre Chesterton y Borges

Por Eduardo B. M. Allegri

 

 

Es común que las conferencias sean el lugar elegido por los conferenciantes para dar cuenta de aquello que uno no ha hecho, o lo que es parecido si no lo mismo, para postular lo que uno piensa que debería hacerse con un tema, un autor o una obra. No será ésta laexcepción: la única presunta originalidad es que lo diré al principio y no al pasar, comosuele hacerse. Por fuerza, este trabajo que expondré está sumamente incompleto y paradecirlo con las palabras típicas en estos casos: no hay espacio ahora para un desarrolloíntegro de lo que el asunto demandaría.

Pero, en este caso, creo que hay un fundamento en la realidad que mueve a postergar lasconclusiones definitivas. Porque, como espero se verá, hay misterio en la amistadintelectual que Jorge Luis Borges mantuvo a lo largo de más de 70 años con su admiradotanto como incomprendido Gilbert K. Chesterton.

Vayamos al asunto incompleto y, al menos, pensemos juntos algunas líneas.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario