Archivos del blog

martes, 3 de julio de 2012

Cardenal Ratzinger: “en lo futuro no deberá haber más que un solo rito, basado enteramente en el rito tradicional”

 

j ratzinger

 

El 23 de junio de 2003 el Cardenal Ratzinger escribió la siguiente carta a Heinz-Lothar Barth, reputado autor teológico, doctor ès lettres y maestro de conferencias en la cátedra de escritos clásicos de la universidad de Bonn.

El Cardenal Ratzinger dice que en el futuro la Iglesia romana deberá tener un solo rito. El rito romano deberá ser un solo y único rito, enteramente en la tradición del rito clásico.

El Cardenal ve los defectos de la Misa nueva, lo que ha dicho muy frecuentemente en sus escritos. Según parece, lo que él procura es una reforma de la reforma litúrgica.

 

Muy estimado doctor Barth,

Le agradezco su carta del 6 de abril, a la que, falto de tiempo, sólo respondo ahora. Usted me pide que tome partido por la autorización más amplia del rito romano antiguo. Usted sabe que yo acojo bien tal pedido, desde que mi compromiso por este objetivo es ya conocido por todo el mundo.

Si la Santa Sede “autorizará nuevamente el rito antiguo mundialmente y sin limitación” –tal como usted lo desea y ha oído por rumores– no es tan fácil de decir: muchos católicos comparten todavía una actitud negativa –consecuencia de un adoctrinamiento de años– hacia la liturgia tradicional, a la que orgullosamente llaman “pre conciliar”, y muchos obispos se opondrían masivamente a una autorización general del rito antiguo.

La situación es diferente si se sólo considera una autorización limitada, precisamente porque la demanda por la liturgia antigua también es limitada. Yo sé que su valor no depende, por cierto, de la demanda, pero también es verdad que el número de sacerdotes y laicos interesados tiene su importancia. Además, una medida como ésta no puede ser realizada sino progresivamente hoy en día, treinta años después de la reforma litúrgica de Pablo VI; cada nueva precipitación no podrá producir buenos resultados.

Pero creo que en lo futuro no deberá tener más que un solo rito; la existencia de dos ritos es difícilmente “manejable” para los obispos y los sacerdotes. El rito romano del futuro deberá ser un solo rito, celebrado en latín o en lengua popular, pero basado enteramente en la tradición del rito antiguo; él podrá integrar algunos nuevos elementos que han hecho sus pruebas, algunos prefacios, lecturas más amplias –más posibilidades que antes, pero no mucho– una “Oratio fidelium”, es decir, una letanía de oraciones de intercesión después del Oremus anterior al Ofertorio, donde estaba su lugar primitivo.

Mi estimado Dr. Barth, si usted se empeña así por la cuestión litúrgica, no estará solo y preparará “la opinión pública de la Iglesia” a eventuales medidas a favor de un uso más amplio de los manuales litúrgicos antiguos. Sin embargo, se debe ser prudente en cuanto a despertar esperanzas demasiado grandes, maximalistas, entre los fieles devotos de la tradición.

Aprovecho esta ocasión para agradecerle su apreciable compromiso a favor de la iturgia de la Iglesia romana, en vuestros libros y conferencias, pero desearía aquí y allá mayor amor y comprensión por el magisterio del Papa y de los obispos. Que la semilla que usted siembra crezca y porte frutos para una nueva vida renovada de la Iglesia, de la cual la “fuente y cima”, su verdadero corazón, es y será la liturgia.

Le imparto gustoso la bendición que me pide.

 

Cordialmente suyo,

 

Josef Cardinal RATZINGER

 

Visto en UVLP

Fuente: www.unavoce.com.ar

No hay comentarios.:

Publicar un comentario