Archivos del blog

miércoles, 27 de junio de 2012

“La correcta celebración de los sacramentos es lo que hace que más personas se acerquen a la Iglesia”, asegura el P. Jorge M. Martínez

Diócesis de Ciudad del Este, Paraguay

 

401146_10150586941702173_668368268_n

 

Debido a la sólida participación de los fieles en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de la Ciudad de Hernandarias, más de uno se habrá preguntado: “¿Qué es lo que tiene esa parroquia que atrae a tantas personas?”. En una entrevista con el Departamento de Prensa de la Diócesis de Ciudad del Este, el Pbro. Jorge Miguel Martínez, cura párroco de la referida parroquia, enfatiza, que la buena celebración de los sacramentos, agrada a la gente y, en consecuencia, hace que las personas se acerquen más a la Iglesia.

 

El Padre Miguel señaló que, “El punto culminante y la cúspide del plan pastoral de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús donde él se desempeña como párroco, “son los sacramentos”.

“Nosotros creemos que el mejor sacerdote es aquel que no pone trabas al trabajo de Dios. Tratamos de centrar todo, en la gracia Divina que actúa en el alma de las personas. Es acercarle a la fuente de la gracia, es decir, los sacramentos,  ese es el plan pastoral de nuestra parroquia. Y a partir de ahí celebrar bien los sacramentos, para que las personas puedan beber de los misterios que se manifiesta en esos sacramentos”, indicó.

Cada feligrés de la parroquia, tiene conocimiento de lo que es la liturgia, debido a la formación que éstos tienen. “Procuramos tener una buena catequesis, hacer que las cosas sean muy dignas; siempre hay un acólito, velas, flores, se utiliza todo el ritual litúrgico, porque así las personas ven con aquellas cosas simbólicas, ese misterio que está más allá y aprenden”, apuntó el clérigo.

La Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, es atendida por la Comunidad Misionera de Jesús, cuyo fundador es el mismo párroco de la citada parroquia, en ella la misa es celebrada con el Rito Ordinario, pero con música gregoriana, algunas de ellas en latín y el altar orientado; “Nosotros celebramos la misa aquí con el altar orientado conforme a la reflexión teológica del Papa, en su libro El Espíritu de la Liturgia, escrita en al año 2000, es en ese libro que el Papa Benedicto XVI, en ese entonces Cardenal Joseph Ratzinger, se reflexiona sobre la orientación de la asamblea, y dice justamente que, la asamblea entera debe estar orientada hacia Dios.Sino se puede hacer, de otro modo, que por lo menos se ponga una cruz, para que la cruz de Cristo sea el centro, pero claro, sino se puede hacer de otro modo.Y, como que nosotros vimos la posibilidad de poder hacer, dimos una amplísima catequesis sobre la liturgia a los feligreses, sobre todo los aspectos de la liturgia”, señaló.

Continúa diciendo el presbítero “Hay tres cosas que nosotros introducimos en la misa, y que podrían haber chocado, que son: Silencio más amplio, el canto sagrado, es decir, la música gregoriana y el latín en los cantos e inclusive en ciertas respuestas, y finalmente la orientación al altar. Estas tres cosas hicieron que muchísimos fieles vinieran a nuestra iglesia solamente por esa misa. Solamente por esos aspectos, porque de hecho esos aspectos hacen que las personas puedan centrarse más en Dios. El silencio hace que recen más, el canto sagrado hace que se eleven más hacia Dios, y la orientación al altar, hace que el sacerdote deje de ser el centro de la misa, para que junto con los fieles dirijan sus corazones hacia Dios”, indicó.

Prueba de ellos, es la participación y testimonio de los fieles, pues, “Desde que se empezó a hacer bien los sacramentos, las personas se acercaban más a ellos”, expuso. Los bautizos, confirmaciones, casamientos son realizados frecuentemente. Y, en cuanto a la confesión, el Padre Miguel señala: “Todos los días, hay 30 a 40 personas que se confiesan. Jóvenes que se acercan a misa. Si dicen que a los jóvenes no les gusta, es una mentira, pues a los jóvenes les encanta, en la segunda misa de los domingos, la primera misa es celebrada a las 07:00 y la segunda a las 09:00; yo, prácticamente, sólo saludo a jóvenes. La primera misa de los domingos, son todos mayores, pero en la segunda misa, cuando quedo en la puerta a saludar y cuando doy la comunión, veo sólo a jóvenes”.

“Los jóvenes, han mejorado su manera de vestir, han procurado confesarse más, de hecho, hay días que sólo confieso a jóvenes y jóvenes varones. De hecho, la legión de María, que casi fue un movimiento sólo de mujeres, ahora hay cada vez más varones.Tenemos más ministros de la comunión varones, que llevan la comunión a los enfermos. La confesión y comunión frecuente ha ayudado a que cada vez vivan mejor”, culmina el Pbro. Martínez.

 

http://diocesiscde.info

No hay comentarios.:

Publicar un comentario