Archivos del blog

miércoles, 27 de junio de 2012

Algunos cambios en el rito del palio

El 29 de junio el Pontífice entregará los particulares paramentos litúrgicos a 46 nuevos arzobispos motropolitas con ceremonias más breves.

El próximo viernes 29 de junio, como sucede tradicionalmente durante la fiesta de los santos Pedro y Pablo, el Papa Benedicto XVI entregará los palios a los arzobispos que fueron nombrados durante el curso de los últimos 12 meses.

El palio es un paramento litúrgico (una franja de lana blanca que representa la oveja que Jesús, el buen pastor, carga a sus espaldas) que el Pontífice entrega exclusivamente a los arzobispos metropolitas para manifestar la autoridad de los religiosos de las mayores arquidiócesis del mundo en la unión con el obispo de Roma.

El rito de bendición y entrega de los palios se llevará a cabo este año con una pequeña modificación: será poco antes de que comience la misa que celebrará el Pontífice en la Basílica de San Pedro, en lugar de desarrollarse al final de la homilía como sucedía en el pasado.

“El cambio fue aprobado por el Santo Padre y se debe a tres diferentes motivos, estrictamente relacionados entre sí”, explica en una entrevista con “L’Osservatore Romano” monseñor Guido Marini, maestro de las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice.

Sobre todo, se pretende “abreviar la duración del rito. De hecho, se leerá el elenco de los nuevos arzobispos metropolitas justo antes de que entre la procesión inicial y del canto “Tu es Petrus”, al margen de la verdadera celebración”.

El objetivo es el de “evitar que la celebración eucarística sea interrumpida por un rito bastante largo, que podría hacer más difícil la participación atenta y recogida en la Santa Misa”. “Basta considerar –añade mons. Marini– que el número de metropolitas gira cada año alrededor de los 45”.

A final de cuentas, “los ritos que se insertan en la celebración eucarística después de la homilía normalmente son ritos sacramentales. La imposición del palio, en cambio, no tiene ninguna naturaleza sacramental”.

Este año son 46 los nuevos arzobispos metropolitas a los que se les entregará el palio. Entre ellos hay dos cardenales (Rainer Maria Woelki, de Berlín, y Francisco Robles Ortega, de Guadalajara), además del patriarca de Venecia, Francesco Moraglia.

Siete de los nuevos arzobispos llegan desde Brasil; cuatro, respectivamente, desde Estados Unidos, Canadá y Filipinas; tres son italianos y tres polacos; dos de México e India y otros 2 australianos. Además de Moraglia, los italianos que recibirán el palio serán Filippo Santoro, arzobispo de Taranto, y Arrigo Miglio, arzobispo de Cagliari.

Dos de los nuevos metropolitas (Gabriel Justice Yaw Anokye, de Ghana, y Valery Vienneau, de Canadá) no estarán presentes el viernes en San pedro, por lo que el palio les será entregado en sus respectivas sedes metropolitanas.

La presencia de muchos líderes de la Iglesia de todo el mundo ofrecerá al Papa, como explicó el sábado pasado el portavoz vaticano Federico Lombardi, la ocasión para continuar “sus coloquios y reflexiones” sobre el caso de los “vatileaks” y sobre el funcionamiento de la Curia.

 

Fuente: Vatican Insider

No hay comentarios.:

Publicar un comentario