Archivos del blog

martes, 17 de abril de 2012

La respuesta de la FSSPX ha llegado al Vaticano y es positiva

 

 

 

El superior de la Fraternidad San Pío X ha firmado el preámbulo doctrinal, propuesto por la Santa Sede, aunque con algunas ligeras modificaciones.

 

*  *  *  *  *

 

Andrea Tornielli – Ciudad del Vaticano – La respuesta de la Sociedad de San Pío X ha llegado al Vaticano y es positiva: según la información confidencial recogida por Vatican Insider, el obispo Bernard Fellay habría firmado el preámbulo doctrinal que la Santa Sede había propuesto en septiembre pasado como condición para alcanzar la plena comunión y la regularización canónica.

Una confirmación oficial de la respuesta recibida debería tener lugar en las próximas horas. Por lo que se sabe, el texto del preámbulo enviado por Fellay ha propuesto algunas modificaciones no sustanciales con respecto a la versión entregada por las autoridades del Vaticano: como se recordará, la misma Comisión Ecclesia Dei no había querido hacer público el documento (de [sólo] dos, aunque complejas, páginas), precisamente porque se mantuvo la posibilidad de introducir pequeñas eventuales modificaciones  que, sin embargo, no distorsionan su significado.

El preámbulo contiene, substancialmente, la "Profesión de Fe", la profesión de fe que se requiere de aquellos que asumen un cargo eclesiástico. Se establece una "sumisión religiosa de la voluntad y el intelecto" a las enseñanzas que el Papa y el Colegio de los Obispos "enuncian cuando ejercen el Magisterio auténtico", aunque no sea proclamada y definida en un sentido dogmático, como es el caso de la mayor parte de los documentos magisteriales. La Santa Sede ha mencionado en repetidas ocasiones a sus interlocutores de la Fraternidad San Pío X, que la firma del preámbulo doctrinal no significa poner fin "a la discusión legítima, el estudio y las explicaciones teológicas de las expresiones o formulaciones específicas presentes en los documentos del segundo Concilio Vaticano".

El texto del Preámbulo, con las modificaciones propuestas por Fellay, y firmado por él como superior de la Fraternidad San Pío X, será presentado a Benedicto XVI, que, al día siguiente de su cumpleaños número 85 y en vísperas del séptimo aniversario de su elección, recibirá una respuesta positiva por parte de los lefebvrianos. Una respuesta largamente esperada y deseada por él, quien, en las próximas semanas, pondrá fin a la herida que se abrió en 1988 con las ordenaciones episcopales ilegítimas celebradas por el arzobispo Marcel Lefebvre.

No se descarta que la respuesta de Fellay sea examinada por los cardenales de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en la próxima reunión de la "Feria Cuarta" [miércoles], que debería tener lugar en la primera quincena de mayo. Mientras tanto, algunas semanas más se necesitarán para que se pueda establecer el acuerdo canónico: la propuesta más probable es la de establecer una "prelatura personal", una figura jurídica introducida en el Código de Derecho Canónico en 1983 y hasta ahora utilizada sólo por el Opus Dei. El prelado depende directamente de la Santa Sede. La Fraternidad de San Pío X continuará celebrando la Misa según el Misal antiguo, y formará a sus sacerdotes en sus seminarios.

 

La Stampa

No hay comentarios.:

Publicar un comentario