Archivos del blog

viernes, 9 de marzo de 2012

Meditación sobre las disposiciones para pasar santamente la Cuaresma

Eudes2.jpg

San Juan Eudes

(1601-1680)

PRIMERO: El de Cuaresma es un tiempo de gracia y de bendición.

«Oh Jesús!, Rey de los siglos y santificador de los tiempos, os adoro como autor e institutor del santo tiempo de la Cuaresma y como principio de toda la santidad que de él se deriva!

Adoro, oh Dios mío, todos vuestros designios sobre vuestra Iglesia, sobre vuestra Congregación y sobre mi propia persona en particular para este tiempo de gracia y de bendición excepcional y en el que sin duda queréis, ¡oh Salvador mío!, otorgarme algunas gracias particulares de no oponerme yo a ello con mi habitual dejadez y negligencia.

No lo permitáis, os lo ruego de todo corazón, antes, por el contrario, destruid en mí cuanto pueda oponerse a vuestro divino querer y concededme la gracia de cumplir en todo vuestra voluntad adorable.

De mi parte, protesto ¡oh mi Señor y mi Dios!, que con todas las fuerzas de mi alma detesto todos mis pecados para no amaros sino a Vos solo y que renuncio a mi amor propio, a mi propia voluntad y a cuanto aún en mí subsista del Viejo Adán, responsable de mis concupiscencias y miserias, para darme a Vos a fin de hacer y soportar cuanto sea de vuestro agrado en toda mi vida y especialmente durante el tiempo de esta santa Cuaresma.

¡Oh Dios mío!, quiero considerar y emplear esta Cuaresma como si fuera la última de mi vida, a este fin, os dedico y consagro todas las buenas obras y ejercicios que en ella he de hacer, protestándoos que no quiero de ninguna manera hacer, decir ni pensar nada que no redunde en vuestra gloria y que deseo cumplir todas mis obligaciones con la mayor perfección posible, con el auxilio de vuestra gracia que de todo corazón os pido.

*

SEGUNDO: Modo de pasar santamente la Cuaresma.

iOh mi Jesús!, deseo pasar esta Cuaresma con Vos y con vuestra Madre santísima y en la forma en que ella y Vos la pasasteis, mediante vuestra gracia. Vosotros la pasasteis en la soledad y alejamiento de toda humana compañía y del frívolo trato de los hombres.

Vos, oh Jesús mío, renunciasteis aún a la dulce conversación de vuestra querida Madre, viviendo en perpetuo silencio, en continua oración y entregado a rigurosa penitencia, ayunando, durmiendo en el duro suelo del desierto y soportando toda clase de mortificaciones exteriores e interiores. En todo ello os adoro.

Dios mío como también en vuestras santas disposiciones espirituales y me doy a Vos para acompañaros e imitaros en todo según vuestro deseo. Quiero con Vos y por amor a Vos, amar la soledad, el silencio, la oración y la penitencia; dadme la gracia, si tal es vuestra voluntad, de dejar de lado toda conversación vana e inútil y de abstenerme de toda palabra mala o simplemente ociosa y de fincar toda mi dicha en conversar con Vos en la oración y de hacer todas mis acciones en espíritu de oración y de recogimiento y de sufrir por amor vuestro alguna penitencia o mortificación.

¡Oh Salvador mío!, os ofrezco las abstinencias y ayunos de esta Cuaresma unidos a los de vuestra santa Iglesia y a los de todos vuestros Santos y a los de vuestra queridísima Madre, en honor y unión de vuestros ayunos y penitencias, en satisfacción de mis Pecados y para que se cumpla vuestra divina voluntad en vuestra Iglesia, en esta vuestra Congregación y en mi propia persona de una manera especial.

¡Oh Madre de Jesús! me ofrezco a Vos, hacedme partícipe de las disposiciones santas con que pasasteis esta Cuaresma memorable.

¡Oh Ángeles, oh Santos y Santas de Jesús!, rogad por mí y alcanzadme, os lo pido, la gracia de pasar todo este tiempo así como todo el restante de mi vida en el servicio de mi Dios, según su santa voluntad. Así sea.

ORACIÓN JACULATORIA: «Múndus gaudébit, vos áutem contristabímini»: «El mundo se regocijará, mientras vosotros habréis de entristeceros».

+

FUENTE: Obras de San Juan Eudes. Meditaciones. 1957.Editorial San Juan Eudes. Colombia.Págs.506.

 

Visto en: http://salutarishostia.wordpress.com/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario