Archivos del blog

jueves, 27 de octubre de 2011

Un Cardenal que no dice la verdad

Mons. Roger Etchegaray:  “Consiste en que cada uno de nosotros acepte que Dios ha querido que existan tantas religiones en el mundo”.

 

1) La mentira no se debe imponer sobre la verdad

Hay cosas que Dios quiere, y otras que permite. Que existan varias religiones no es algo que Dios ha querido, sino algo que ha permitido.

 

Catecismo de San Pío X

  • 31.- ¿Tiene Dios cuidado del mundo y de todas las cosas que ha creado? Si, señor; Dios tiene cuidado del mundo y de todas las cosas que ha creado, las conserva y gobierna con su infinita bondad y sabiduría, y nada sucede acá abajo sin que Dios lo quiera o permita.
  • 32.- ¿Por qué decís que nada sucede sin que Dios lo quiera o lo permita? - Digo que nada sucede sin que Dios lo quiera o lo permita porque hay cosas que Dios quiere y manda y otras que no las impide, como es el pecado.
  • 33.- ¿Por que Dios no impide el pecado? - Dios no impide el pecado porque aun del abuso, que el hombre hace de la libertad que El le dio, sabe sacar bien y hacer que brille más y más su misericordia o su justicia.

 

2) De la Encíclica Pascendi, San Pío X

1. Pero es preciso reconocer que en estos últimos tiempos ha crecido, en modo extraño, el número de los enemigos de la cruz de Cristo, los cuales, con artes enteramente nuevas y llenas de perfidia, se esfuerzan por aniquilar las energías vitales de la Iglesia, y hasta por destruir totalmente, si les fuera posible, el reino de Jesucristo. Guardar silencio no es ya decoroso, si no queremos aparecer infieles al más sacrosanto de nuestros deberes, y si la bondad de que hasta aquí hemos hecho uso, con esperanza de enmienda, no ha de ser censurada ya como un olvido de nuestro ministerio. Lo que sobre todo exige de Nos que rompamos sin dilación el silencio es que hoy no es menester ya ir a buscar los fabricantes de errores entre los enemigos declarados: se ocultan, y ello es objeto de grandísimo dolor y angustia, en el seno y gremio mismo de la Iglesia, siendo enemigos tanto más perjudiciales cuanto lo son menos declarados.

Hablamos, venerables hermanos, de un gran número de católicos seglares y, lo que es aún más deplorable, hasta de sacerdotes, los cuales, so pretexto de amor a la Iglesia, faltos en absoluto de conocimientos serios en filosofía y teología, e impregnados, por lo contrario, hasta la médula de los huesos, con venenosos errores bebidos en los escritos de los adversarios del catolicismo, se presentan, con desprecio de toda modestia, como restauradores de la Iglesia, y en apretada falange asaltan con audacia todo cuanto hay de más sagrado en la obra de Jesucristo, sin respetar ni aun la propia persona del divino Redentor, que con sacrílega temeridad rebajan a la categoría de puro y simple hombre.

 

3) Profecía de Akita

“ El demonio se filtra hasta en el interior de la Iglesia. Se levantarán Cardenales contra Cardenales, Obispos contra Obispos,… Recen mucho el Rosario. Sólo Yo puedo salvarlos de la desgracia anunciada. El que me presta su plena confianza será salvado “.

-

 

No escribo esta nota por el arte de criticar, sino que lo hago con tristeza y exigido por la exhortación que el Papa San Pío X nos hace a todos los católicos en la Encíclica arriba mencionada. Cualquiera que posea un gramo de sentido común entenderá que Dios NUNCA PUEDE QUERER EL ERROR. Una religión falsa es un error, permitido por Dios, pero no querido. Dios ha querido que la Iglesia sea Una, Santa, Católica y Apostólica.

MAGISTERIO PAPAL: ES UNA PERVERSA DOCTRINA DECIR QUE EN CUALQUIER RELIGIÓN PUEDE CONSEGUIRSE LA VIDA ETERNA

¡QUE NADIE SE CONFUNDA! ÉSTA ES DOCTRINA INMUTABLE

“Otra causa que ha producido muchos de los males que afligen a la Iglesia es el indiferentismo, o sea, aquella perversa teoría extendida por doquier, merced a los engaños de los impíos, y que enseña que puede conseguirse la vida eterna en cualquier religión, con tal que haya rectitud y honradez en las costumbres. Fácilmente en materia tan clara como evidente, podéis extirpar de vuestra grey error tan execrable. Si dice el Apóstol que hay un solo Dios, una sola fe, un solo bautismo, entiendan, por lo tanto, los que piensan que por todas partes se va al puerto de salvación, que, según la sentencia del Salvador, están ellos contra Cristo, pues no están con Cristo y que los que no recolectan con Cristo, esparcen miserablemente, por lo cual es indudable que perecerán eternamente los que no tengan fe católica y no la guardan íntegra y sin mancha…” (...) “Sólo los soberbios, o más bien los ignorantes, pretenden sujetar a criterio humano los misterios de la fe, que exceden a la capacidad humana, confiando solamente en la razón, que, por condición propia de la humana naturaleza, es débil y enfermiza”. (Encíclica Mirari Vos, Sobre los errores modernos, 15 de Agosto de 1832, S.S. Gregorio XVI).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario