Archivos del blog

martes, 9 de agosto de 2011

LOS BAÚLES

 

El baúl

¿Será, Señor, la última vez que hago mis baúles?

Estoy cansado a muerte de mi único hogar

Que son tus nubes blancas y tus cielos azules

Y mi tierra, que es siempre el mar.

 

Mis baúles caóticos, almacén de difunto,

Mis bienes: manuscritos, libros y vanidad

la medallita de oro de mi madre, allí junto

A unas obras por la mitad.

 

Residuos desteñidos de vetustas labores

Inútiles estudios, y más de una ilusión

flor seca entre dos páginas de olvidados amores

Alfiler en el corazón.

 

Borradores de cartas, amarillentas folias

De mi juventud huera, que me avergüenza hoy

Y madurez tardía de podridas magnolias

Porque fui lo mismo que soy.

 

¿Qué he hecho? Muchos viajes, errante peregrino,

Y mi sangre en mis obras, otro inútil correr

Tras lo imposible, férula y aguijen del Destino,

Para ser lo mismo que ayer.

 

¿Que he hecho? Crucé el mundo tras una ciencia vana

Que en milquinientos kilos de libros por leer

Me hace seguir el último la humana caravana

Cargado de un inútil saber.

 

El espesor cruxando de las cosas me obstino

Dejé mi vida en ellas mas no te hallé, Señor,

No importa, soy el mismo, me obstino en el camino

Invisible del ruiseñor.

 

Confiado en ciertas señas del Dios que reverencio

La maldad de los hombres ya no me da pasión.

Quiero cerrar las altas verjas de mi silencio

Menos para pedir perdón.

 

¿Perdón de qué? De todos los destrozos que han hecho

Los hombres, y me han hecho. Hombre soy. Pecador.

Los pecados de todos caben dentro mi pecho.

Que sea esta la única víctima, yo, Señor...

Baúles vagabundos de esperanza y dolor....

 

P. Leonardo Castellani

No hay comentarios.:

Publicar un comentario