Archivos del blog

miércoles, 13 de julio de 2011

El 80% de los católicos españoles no ha oído hablar del Motu Proprio Summorum Pontificum

PERO LA MITAD DE LOS PRACTICANTES ASISTIRÍA REGULARMENTE A LA FORMA EXTRAORDINARIA SI PUDIERA

 

250014_216777631687763_100000665832546_677984_3435846_n

 

Según la encuesta realizada por Paix Liturgique en España, sólo el 19% de los católicos españoles ha oído hablar de la liberalización de la liturgia anterior al Concilio Vaticano II por el Motu Proprio Summorum Pontificum, porcentaje muy inferior al del resto de Europa. Uno de cada tres católicos practicantes en España consideraría normal que en su parroquia se utilizasen ambas formas del rito romano y algo más de la mitad de los mismos participaría al menos una vez al mes en la Misa según el Misal de Juan XXIII, si se celebrase en su parroquia.

 

(Bruno Moreno/InfoCatólica) Publicamos hoy, en exclusiva, los resultados de la segunda parte de la encuesta encargada por Paix Liturgique en España, relativa a la forma extraordinaria del rito romano, después de haber recogido la semana pasada los datos referentes a la práctica religiosa de los españoles. La encuesta se fue realizada telefónicamente entre dos mil personas por la empresa IPSOS.

El primer objetivo de la encuesta consistía en averiguar el grado de conocimiento entre los españoles de la posibilidad de celebrar libremente en las parroquias según la forma extraordinaria del rito romano, otorgada por Benedicto XVI. Como es lógico, esta pregunta sólo se les hacía a los que se habían declarado católicos en una pregunta anterior.

Los resultados muestran un desconocimiento casi total del Motu Proprio Summorum Pontificum: El 81,7% de los católicos encuestados no sabían que Benedicto XVI había permitido celebrar libremente siguiendo el misal anterior al Concilio Vaticano II. Es decir, apenas uno de cada cinco católicos españoles sabe que es posible celebrar la Misa según la forma extraordinaria. En general, los hombres están más informados que las mujeres sobre este tema y el mayor desconocimiento se encuentra entre los jóvenes, ya que sólo el 7,3% de los jóvenes entre 15 y 24 años de edad habían oído hablar del Motu Proprio.

A la cola de Europa

En este concepto, España ha mostrado los resultados más bajos de todos los países europeos en los que se ha realizado la encuesta. En Francia e Italia, el porcentaje de católicos que conocían el Motu Proprio fue de más del triple que en España, un 58%. La cifra correspondiente al Reino Unido, Alemania y Suiza estaba en torno al doble de la española, un 39%, 43% y 37%, respectivamente. Sólo Portugal mostró un nivel de conocimientos comparable al de España, aunque superior, con un 26% de los católicos.

Conviene recordar que el grado de conocimiento entre los fieles de la posibilidad de celebrar la liturgia según la forma extraordinaria es un aspecto especialmente importante, ya que la normativa aprobada por Roma prevé que sean grupos de fieles los que soliciten estas celebraciones.

Menos conocimiento en el sur de España

Por áreas geográficas, los datos más altos de conocimiento sobre este tema corresponden al noroeste de España y a Barcelona, respectivamente con un 31% y un 23% de católicos que sabían que existía esa posibilidad. Actualmente, en Barcelona se celebran de forma regular tres Misas diarias y cuatro los domingos según el misal del Beato Juan XXIII, en la capilla de Ntra. Sra. De la Merced y S. Pedro Apóstol, en el monasterio del Oasis de Jesús Sacerdote y en la parroquia de S. Juan María Vianney.

En cambio, en la zona correspondiente al noroeste de España, sólo hay una Misa a la semana según el rito extraordinario en La Coruña y otra diaria en Pontevedra. En la zona sur de España, sólo conocían el Motu Proprio el 13,8% de los católicos, es decir, menos de la mitad que en el noroeste. En total, en España se celebra según la forma extraordinaria en unas 15 iglesias.

Los jóvenes, más favorables a la convivencia de las dos formas litúrgicas

Se preguntó también a los encuestados si considerarían normal que ambas formas del rito romano, la ordinaria y la extraordinaria, se celebrasen regularmente en su parroquia. A grandes rasgos, el porcentaje de encuestados que considera la convivencia de ambas formas litúrgicas como algo normal no es muy elevado. El 26,2% de los católicos la aceptaría como algo normal, mientras que, entre los católicos practicantes, el 36,1% consideraría normal la convivencia de la forma ordinaria y la extraordinaria en su parroquia. Curiosamente, los más reacios a ello son los encuestados de mediana edad (35-44 años), mientras que los más favorables a ella son los más jóvenes (15-24 años), con un 28% a favor, y las personas de más edad (por encima de sesenta años), con un 29,2%.

Barcelona, a la cabeza de la aceptación del modo extraordinario

Una vez más, en cuanto a la consideración de la coexistencia de ambas formas del rito como normal, España obtiene los resultados más bajos de todos los países europeos en los que se ha realizado la encuesta, que van del 33% de Suiza al 71% de Italia. Dentro de España, con una gran diferencia, es en Barcelona donde mayor aceptación hay de la celebración de la Misa según la forma extraordinaria. El 40,8% de los católicos barceloneses afirma que le parecía normal que se utilizasen ambos modos de celebración en su parroquia de forma habitual. De nuevo, se trata de un aspecto importante, ya que la voluntad expresa del Papa es conseguir un “enriquecimiento mutuo” de ambas formas del rito romano, algo que sólo puede producirse si, de hecho, hay un cierto grado de convivencia entre las dos.

La mitad de los católicos practicantes asistirían a la Misa anterior a la reforma litúrgica.

La siguiente pregunta de la encuesta era: “¿Con qué frecuencia asistiría a misa si se celebrara en latín y gregoriano según su forma extraordinaria en SU parroquia, sin sustituir la llamada ordinaria en español?” El 50,4% de los católicos practicantes españoles afirmó que asistiría al menos una vez al mes a la Misa según la forma extraordinaria si se celebrase en su parroquia. De ellos, el 27,4% asistiría semanalmente y el resto entre 1 y 3 veces al mes. Entre los católicos practicantes menores de veinticinco años, el porcentaje sigue siendo alto, con un 33%, es decir, uno de cada tres. Geográficamente, el deseo de asistir regularmente a la Misa según el misal de Juan XXIII es más común en el noroeste de España, donde alcanza el 66% de los católicos practicantes.

En este último apartado, la comparativa con Europa arroja datos que se apartan de la tendencia mostrada en las preguntas anteriores, ya que el porcentaje español del 50,4% se acerca al inglés (66%) y al italiano (63%), es comparable al portugués (53%) y supera ampliamente al suizo (35%) y al francés (34%). A juzgar por las dos primeras preguntas, parece que los españoles están menos informados que otros ciudadanos europeos sobre el Motu Proprio y la forma extraordinaria y consideran más complicada la coexistencia de ambas formas del rito. Sin embargo y a pesar de eso, muestran un deseo muy extendido de participar en celebraciones según el Misal de Juan XXIII.

 

Fuente: InfoCatolica

No hay comentarios.:

Publicar un comentario