Archivos del blog

sábado, 11 de junio de 2011

Vigilia de Pentecostés

La Misa del día de Pentecostés, celebrada antiguamente en la noche, se ha anticipado lo mismo que la de Pascua. La gran solemnidad empieza con la Vigilia. Pentecostés era antiguamente un día en que se bautizaban los catecúmenos que no habían podido hacerlo por Pascua. Por eso la Misa de la Vigilia tiene mucho de parecido con la del Sábado Santo. La precede la lectura de 6 profecías, se bendice la pila bautismal y se celebra la Misa estacional en S. Juan de Letrán.

 

Celebrante y ministros están revestidos de ornamentos morados. Léense primeramente las Profecías y las velas del Altar no se encienden hasta empezar la Misa, como el Sábado Santo. Al fin de las profecías se dicen las Oraciones, pero sin Flectamus genua.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario