Archivos del blog

lunes, 9 de mayo de 2011

¡Gracias, Dios mío por Nichán!

Por Miguel Vinuesa

 

Nos ha tenido en vilo desde hacía unos días. Mi amigo Nichán, de Mar de Plata, Argentina, sufría un accidente y era ingresado, quedando en Coma. Gracias a Dios, parece que ha despertado y que podrá seguir usando las piernas. Bendito sea Dios.

Nichán ha logrado que sus muchos amigos bombardeásemos el cielo, literalmente, con oraciones, rosarios, Misas y peticiones. Creo que, aún más que de la bondad de la gente que lo conoce, esto dice mucho de la gran persona que es él, capaz de acaudalar tanto amor a Dios. Una amiga común contaba en las redes sociales la anécdota de que, cuando lo ingresaron, tenía el Rosario agarrado a la mano como un cangrejo, y que les costó lo suyo que lo soltara.

Y eso que he dudado si es pronto para escribir o no sobre él, pero es que no pude contener la alegría cuando me dijeron “sale de esta"… Nos has dado un susto de muerte, chaval. Por lo menos nos has puesto a rezar a todos, así que te lo perdonamos por eso, je je…

Todavía queda saber qué ocurrirá después pero solo puedo dar gracias a Dios por esta buena noticia. Gracias, Señor, porque nos has hecho rezar tanto por un amigo tan grande. Gracias, Señor, por dejar que se quede con nosotros una persona que tiene mucho que hacer todavía por ti.

 

Fuente: InfoCatólica

2 comentarios: