Archivos del blog

jueves, 18 de febrero de 2010

Miércoles de Ceniza

.


Seq. Sanctii Evangelii sec. Mattheum (6,16-21)

In illo tempore: Dixit Iesus discípulis
suis: Cum ieiunátis, nolíte
fíeri sicut hypócritæ, tristes. Extérminant
enim fácies suas, ut appáreant
homínibus ieiunántes. Amen dico vobis,
quia recepérunt mercédem suam.
Tu autem, cum ieiúnas, unge caput
tuum, et fáciem tuam lava, ne videáris
homínibus ieiúnans, sed Patri tuo, qui
est in abscóndito: et Pater tuus, qui videt
in abscóndito, reddet tibi. Nolíte
thesaurizáre vobis thesauros in terra:
ubi ærúgo, et tínea demolítur: et ubi
fures effódiunt, et furántur. Thesaurizáte
autem vobis thesáuros in cælo:
ubi neque ærúgo, neque tínea demolítur;
et ubi fures non effódiunt, nec
furántur. Ubi enim est

Continuación del Santo Evangelio según Mateo (6, 16-21)
En aquél tiempo: Dijo Jesús a sus
discípulos: Cuando ayunéis no os
pongáis tristes, como los hipócritas,
los cuales desfiguran su rostro para hacer
ver a los hombres que ayunan. En
verdad os digo, que ya recibieron su
paga. Mas tú, cuando ayunes, pefuma
tu cabeza y lava bien tu cara, para que
no conozcan los hombres que ayunas,
sino solamente tu Padre, que está presente
a todo, aun lo que hay de más
secreto y tu Padre que ve lo más secreto
te lo premiará. No amontonéis
tesoros en la tierra, donde el orín y la
polilla los roen, y donde ladrones los
desentierran y los roban. Mas atesorad
para vosotros tesoros en el cielo:
donde no hay orín, ni polilla que los
consuma; ni tampoco ladrones que los
destierren, y roben. Porque en donde
está tu tesoro, allí está también tu corazón.

Imagen: François Marius Granet, "Imposición de cenizas
en una iglesia de Roma", 1844.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario