Archivos del blog

domingo, 17 de enero de 2010

Domingo 2º después de Epifanía

IN ILLO TÉMPOR!: Nuptiæ factæ
sunt in Cana Galilææ : et erat
mater Iesu ibi. Vocatus est autem et Iesus,
et discipuli eius ad nuptias. Et deficiente
vino, dicit mater Iesu ad eum:
Vinum non habent. Et dicit ei Iesus:
Quid mihi et tibi est, mulier? nondum
venit hora mea. Dicit mater eius ministris:
Quodcumque dixerit vobis, facite.
Erant autem ibi lapideæ hydriæ
sex positæ secundum purificationem
Iudæorum, capientes singulæ metretas
binas vel ternas. Dicit eis Iesus:
Implete hydrias aqua. Et impleverunt
eas usque ad summum. Et dicit eis
Iesus: Haurite nunc, et fert architriclino.
Et tulerunt. Ut autem gustavit
architriclinus aquam vinum factam, et
non sciebat unde esset, ministri autem
sciebant, qui hauserant aquam:
vocat sponsum architriclinus, et dicit
ei: Omni homo primum bonum vinum
ponit: et, cum inebriati fuerint, tund
id, quod deterius est. Tu autem servasti
bonum vinum usque adhuc. Hoc fecit
initium signorum Iesus in Cana Galilææ:
et manifestavit gloriam suam,

En aquel tiempo: Celebráronse unas bodas
en Caná de Galilea, y estaba la
Madre de Jesús allí. Fue también convidado
Jesús con sus discípulos a las
bodas. Y llegando a faltar vino, la Madre
de Jesús le dice: ¡No tienen vino!
Respondióle Jesús: Mujer, ¿qué nos va
a ti y a Mí? aún no ha llegado mi hora.
Dijo su Madre a los que le servían: Haced
cuanto él os dijere. Había allí seis
cántaros de piedra destinados a las purificaciones
judaicas, cabiendo en cada
uno dos o tres metretas. Y Jesús les dijo:
Llenad de agua los cántaros. Y los
llenaron hasta el borde. Y Jesús les dijo:
Sacad ahora, y llevad al maestresala.
Y así lo hicieron. Y luego que gustó
el maestresala el agua hecha vino,
como no sabía de dónde era (aunque
los sirivientes lo sabían, porque habían
sacado el agua ) llamó al esposo y le
dijo: Todos suelen servir al principio
el buen vino, y después que los convidados
están alegres, entonces sacan
el más flojo: mas tú reservaste el buen
vino para lo último. Este fue el primer
milagro que hizo Jesús en Caná de Galilea:
y manifestó su gloria,

No hay comentarios.:

Publicar un comentario