Archivos del blog

domingo, 16 de agosto de 2009

Undécimo domingo después de Pentecostés

Sequéntia sancti Evangélii secúndum Marcum ( 7, 31-37)

In illo témpore: exiens Jesus de finibus Tyri venit per Sidonem ad mare Galilaeae inter medios fines Decapoleos. Et adducunt ei surdum et mutum et deprecantur eum ut inponat illi manum et adprehendens eum de turba seorsum misit digitos suos in auriculas et expuens tetigit linguam eius et suspiciens in caelum ingemuit et ait illi eppheta quod est adaperire et statim apertae sunt aures eius et solutum est vinculum linguae eius et loquebatur recte et praecepit illis ne cui dicerent quanto autem eis praecipiebat tanto magis plus praedicabant et eo amplius admirabantur dicentes bene omnia fecit et surdos facit audire et mutos loqui


Continuación del Santo Evangelio según San Marcos.

En aquel tiempo: Saliendo Jesús de los confines de Tiro, fue por Sidón al mar de Galilea, atravesando el territorio de Decápolis. Y le trajeron un sordomudo, suplicándole que pusiese la mano sobre él para curarle. Y apartandole del tropel de la gente, le metió los dedos en los oidos; y con la saliva le tocó la lengua, y alzando los ojos al cielo, suspiró y díjole: "Efeta", que quiere decir: "abríos". Y al punto se le abrieron los oídos y se le soltó el impedimento de su lengua, y hablaba con claridad. Y les mandó que a nadie lo dijesen. Pero cuanto más se lo mandaba, tanto más lo divulgaban, y tanto más se maravillaban, y decían: Todo lo ha hecho bien. Ha hecho oír a los sordos, y hablar a los mudos.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por este servicio.

    Bendiciones

    ResponderEliminar
  2. De nada, Jorge. Por mi, lo tendríamos a diario, pero "digitalizar" los evangelios de todo el año es algo que ahora mismo está fuera de nuestras posibilidades, por desgracia.

    ¡Necesitamos copistas benedictinos! Jeje...

    ResponderEliminar