Archivos del blog

jueves, 27 de noviembre de 2008

El Tiempo de Adviento

.

El ADVIENTO (del latín: adventus, “advenimiento”, “llegada”), es un tiempo de preparación para el Nacimiento de Jesucristo, en Belén, y representa los cuatro mil y mas años que estuvieron los antiguos aguardando la venida del Mesías.

En nuestros tiempos, este ciclo litúrgico comienza el domingo más cercano a la fiesta de San Andrés (30 de Noviembre), o sea entre el 27 de Noviembre y el 03 de Diciembre, y abarca, por lo tanto, tres semanas completas y parte de la cuarta.

La Iglesia une el pensamiento de la primera venida de Cristo a la tierra en carne mortal, con la segunda venida, al fin de los tiempos, en calidad de juez. En consecuencia, el ciclo viene a resultar una preparación a ese doble advenimiento del Redentor.

En el tiempo de Adviento, con el que se inicia el ciclo de Navidad y con el cual comienza el Año Litúrgico, dibuja en rasgos exteriores esa mezcla de luz y de sombra, de alegría y de tristeza, de angustiosa incertidumbre y de seguro bienestar. El color morado de los ornamentos, el uso moderado de los adornos florales y de los instrumentos musicales, nos reflejan esta espera y conversión del pueblo de Dios que peregrina.

En la base de la esperanza y la alegría cristiana descansa la certeza de que quien “ha de venir”, ya llega. Y con Él, el advenimiento de “un cielo nuevo y una tierra nueva”. Las dos expresiones más habituales, y que sin duda, tomaran más importancia aún en este tiempo, serán; primeramente la petición “venga tu reino” en el Padrenuestro y la aclamación “Señor mío y Dios mío” luego de la consagración.

Ambas manifestarán nuestro deseo de preparar la venida de Aquel que nacerá una vez más entre nosotros. Una sincera conversión de corazón y las practicas de las obras de misericordia serán sin duda, la mejor manera de vivir este tiempo.
.

2 comentarios:

  1. Muy buen artículo, prácticamente homiliético. Es un tema importante e que elegiste, porque si bien tiene vigencia todos los años, también todos los años se lo olvida... además de que siempre se encuentra algo nuevo en el mismo Dios inmutable.

    AMDG +

    Ramón López
    Juventutem de Argentina

    ResponderEliminar
  2. Muy Buen post!! muy lindas palabras, muy atinadas para este tiempo de adviento!!!
    :-)

    Pax et Bonum

    ResponderEliminar