Archivos del blog

domingo, 14 de septiembre de 2008

+Exaltación de la Cruz en Mar del Plata+

Después de algunos meses me acordé de que varios de ustedes me pidieron que tome algunas fotografías de la Santa Misa en la Capilla del Divino Rostro. Aquí publico algunas de ellas. El celebrante fue fray Marco Antonio Foschiatti O.P. y acolitamos la Santa Misa, el estimadísimo Pablo Luque, y quien suscribe. Nos acompañó el Maestro Jorge Gonzalez con el armonio menor del coro de la Capilla. Él mismo también entonó los cánticos.

El Gloria in Excelsis. (La nube es el incienso)
La elevación de la cáliz.

La última comulgante.

Sobre el tabernáculo el altar, reposaba un artístico crucifijo de ébano y marfil, traído por los Frailes Dominicos para la ocasión. Como ya es habitual las Hermanas de los Pobres de Santa Catalina, a quienes pertenece la Capilla, prepararon el templo, dispusieron los ornamentos y las flores de los altares con el cariño y el buen gusto de siempre.

¡Salve Cruz de Salvación!

Nichán Eduardo Guiridlian Guarino

contacto@juventutem.com.ar

4 comentarios:

  1. Waw Nichán que gloriosa que fue esa Santa Misa Tridentina!!!

    Felicito nuevamente a al Obispo de tu zona y a los dominicos que son unos grandes, y otras órdenes que están apoyando el rezo de la Santa Misa Tridentina pero con más recaudos por las tensiones... y Nichán gracias por compartirnos las imágenes, son hermosas!!! Son una inmensa alegría y una fuerte consolación... te confieso que nosotros también tuvimos Santa Misa Tridentina en regularidad con Roma, y Dios gracias puede comulgar con modo extraordinario!!!, pero guardo todo para exponerlo en una situación más oportuna porque a pesar de que saque un motón de fotos y tengo incluso un videíto puede ser que se arme escándalo por como son las cosas acá.

    Igual, es increíble la sensación de sentir que nada soy y que la Iglesia se restaura en forma misteriosa, sin necesitar de la fuerza humana, los poderes y las manipulaciones del mundo y los apariencias de los poderosos, más allá de las injusticias de todos hombres del planeta, como un Ave Fenix la Iglesia Católica es pulverizada cuando sus alas (su caridad a Dios) están descoloridas y gastadas, y otra vez renace más esplendida, hermosa y santa que antes.

    Y lo más extraordinario es que a nosotros nos toca vivir como espectadores este renacer bellísimo, como un amanecer que abarca el paisaje y el cielo completo… miramos absortos con un agradecimiento intenso a Dios y lo alabamos en nuestra infinita pequeñez.

    LAUS TIBI CRISTI !!!!

    Muchos Saludos! Y mucho ánimo en todo momento!!!

    :-)

    Pax et Bonum!
    + Clara de Asís +

    ResponderEliminar
  2. Estimada Feli:
    Frente a los cuestionamientos de Caifás, Nuestro Señor no ocultó su condición Divina, aún sabiendo que el solo hecho de afirmar la Verdad, lo iba a llevar a morir en la Cruz.
    Siento mucho, que la "falsa prudencia" te lleve a ocultar la Verdad, solo porque algunos les moleste.
    Me permito corregirte: no nos toca "vivir como espectadores este renacer bellísimo", sino que nos toca ser protagonistas y contribuir a ello.
    Dios bendiga al Santo Padre por tomar la valiente decisión de facilitar el acceso de los fieles a la Liturgia Tridentina.

    ResponderEliminar
  3. Mira Nichán, hay una realidad vos en Mardel te apoya el obispo acá no y por eso los sacerdotes tienen otra movibilidad más acotada así todo están haciendo lo más que les permite el clero diocesano y yo los respeto y comprendo, y pienso que si tenemos estas jerarquías es por designio de Dios y ella realmente representan a la mayoría de la gente en la Iglesia porteña, es la realidad.

    No creo en una actitud rebelde hacia las autoridades porque todos los problemas que hay al día de hoy en la Iglesia es por des-obediencia, admito sentirme como un granito de arena entre gente poderosa que todavía piensa que las cosas deben ser de otro modo, sin embargo hay un cambio muy fuerte y es que el Papa actual está de nuestro lado, cosa que no sucedía hace 40 años.

    Yo no oculto la verdad, de hecho intento dar lo mejor que puedo un testimonio coherente del evangelio y la doctrina de la Iglesia, predico sin vergüenza mis posturas y por eso tengo que pasar por soledad e incomprensión en algunos momentos, pero no me importa porque todo lo que sea por defender la verdad me honra y a la larga me beneficia y consuela.

    Decía un Santo Padre del Desierto: “Obedece a tus superiores en todo salvo en el pecado”, yo estoy de acuerdo con esto, aunque haya momentos en que pienso que yo en sus lugares haría todo mejor y sería más jugada y audaz, la realidad es que no es tan así, y que Dios da sus tiempos a los hombres y si los hombres usan esas oportunidades para empecinarse en la rebeldía van a recibir sus frutos.

    Lo más importante en el camino espiritual que nos plantea Jesucristo es la entrega y la confianza absoluta en su providencia, sin este eje es imposible creer que algo pueda mejorar.

    Pax et Bonum!
    + Clara de Asís +

    ResponderEliminar
  4. Hacer un pedido justo, no implica ser desobediente. Recurrir a la Santa Sede, cuando un obispo no quiere entrar en razones, tampoco lo es.
    El apóstol Pedro, lo afirma con meridiana claridad frente al Sanedrín: "Hay que obeder a Dios antes que a los hombres".

    ResponderEliminar