Archivos del blog

sábado, 22 de marzo de 2008

+ LA SOLEMNE VIGILIA PASCUAL +

.
LA SOLEMNE VIGILIA PASCUAL
.
Los ritos que componen la "Vigilia Pascual" son:
.
1- Bendición del fuego nuevo
.
2- Decoración y bendición del Cirio pascual
.
3- Entrada solemne del Cirio y de la nueva luz
.
4- Elogio del Cirio pascual y de la luz nueva
.
5- Lecturas Biblícas instructivas
.
6- Letanías de los Santos (1º parte)
.
7- Bendición de la Pila Bautismal y Renovación de las Promesas del Bautismo
.
8- Letanías de los Santos (2º parte)
.
9- Misa de "Gloria" y Comunión Pascual

.
BENDICION DEL FUEGO NUEVO
..
Revestidos el Celebrante y los Ministros de los ornamentos morados, se dirigen en procesión, en seguimiento de la Cruz, al atrio del templo, donde están el fuego y el incienso que ahora van a a bendecirse. Este fuego, sacado del pedernal, representa a Jesucristo, luz del mundo y llama de caridad, que pronto va a resucitar glorioso. El incienso es símbolo de la oración y del buen ejemplo, y en caso de hoy, recuerda los ungüentos y aromas con que debió ser embalsamado el Cuerpo difunto del Salvador. El Cirio es figura de Cristo resucitado.
.
DECORACIÓN Y BENDICIÓN DEL CIRIO PASCUAL
.

.
1. La figura como va a ser el Cirio pascual de Cristo resucitado, el Celebrante empieza por adornarlo dignamente, trazando sobre él con un estilete la señal de la cruz, la primera y última letra del alfabeto griego y la fecha del año en curso.
.
2. Decorado con tanta delicadeza el Cirio, el Celebrante incrusta en los cinco agujeros abiertos en la Cruz, que representan las cinco llagas del divino Crucificado, cinco gruesos granos de incienso en memoria de los aromas preparados para el embalsamiento del Santo Cuerpo del Señor. Mientras coloca los granos hace el Celebrante esta hermosa súplica:
Por sus sagradas llagas gloriosas guárdenos y consérvanos. Cristo nuestro Señor. Así sea.
.
3. Y con una vela, encendida en el fuego nuevo, el Celebrante enciende el Cirio Pascual diciendo:La luz de Cristo gloriosamente resucitado, disipe las tinieblas del corazón y de la mente.
.
4. Finalmente, el Celebrante bendice el Cirio pascual, diciendo:
.
V. El Señor sea con vosotros.
.
R.
Y con tu espíritu.
.
Oremos:
Derrama abundantemente, oh Dios todopoderoso, tu bendición sobre este Cirio encendido e influye como regenerador invisible sobre esta iluminación nocturna, para que no sólo dé brillo esta noche, como reflejo íntimo de tu luz, en este Sacrifico que celebramos, sino que también irradie por doquier benéficamente contra los maleficios del demonio, por virtud de tu divina Majestad. Por Jesucristo nuestro Señor.
.
Amén.

ENTRADA SOLEMNE EN EL TEMPLO
DEL CIRIO Y DE LA NUEVA LUZ
..
Terminada la bendición y apagadas todas las luces, el Diácono, revestido con ornamentos blancos, como mensajero que va a ser de los gozos pascuales, introduce en el templo, en solemne procesión, el Cirio Pascual, portador de la nueva luz. Es éste un momento emocionante. Sólo brilla en el templo, al entrar el Cirio, esta la luz nueva, que va a ser entregada, por su orden: a la Jerarquía, representada por el Celebrante, al Clero y a los fieles cristianos, para el servicio del culto, y aún doméstico durante el año.
.
En marcha la procesión por el interior del templo, a una señal del Maestro de Ceremonias se detiene tres veces sucesivas para encender su vela, primero el Celebrante, luego el clero y por fin todos los asistentes, cantando el Diácono, cada vez en tono más alto: Lumen Christi (¡He aquí la luz de Cristo!).
.
Al oir esto, caen todos de rodillas, para venerar a Jesucristo, a quien esta nueva luz representa, y responden todos: Deo gratias (A Dios gracias).
.
Y esto mismo en tono cada vez más elevado, se repite otras dos veces más.
.
ELOGIO DEL CIRIO PASCUAL Y DE LA LUZ
.
El mismo Diácono (o a falta de éste, el mismo celebrante) que ha llevado el Cirio toma ahora el Misal o el Evangelio, y pidiendo la bendición al Celebrante, se dirige en procesión , con el Subdiácono y los acólitos, al púlpito, para celebrar las glorias que va a representar a Jesucristo resucitado. El texto que va a cantar es una pieza literaria henchida de poesía y de lirismo y también de alta teología, donde se hace resaltar la caída del hombre, las tinieblas y la esclavitud en que por ella fue sumida la humanidad, la Redención por Jesucristo y la gloriosa Resurrección; cantado todo con un entusiasmo que contagia a la multitud.La elocuencia llega al derroche sobre todo cuando el Diácono hace el elogio de este Cirio y de esta Noche la que podría llamarse Noche de la luz.
.
LECTURAS BÍBLICAS
.

.
Alumbrado el templo con la llamarada de luz del Cirio Pascual, quiere ahora la Iglesia iluminar la inteligencia de los fieles asistentes con una serie de lecturas bíblicas del Antiguo Testamento, que en la antigüedad tenían por objeto completar la instrucción religiosa de los Catecumenos que, dentro de breves momentos, iban a recibir el Bautismo. Son cuatro lecturas. El Misal les da el nombre de Profecías, aunque varias de ellas no son tales. Eso sí, son todas ellas bellísimas y apropiadísimas a la circunstancia. A cada lectura sigue una Oración solemne, y a algunas un tracto.
.

Primera lectura (Génesis I y II)
.
Nárrase la obra completa de la Creación de Dios, obra malbaratada por la malicia de Satanás, haciendo pecar a nuestros primeros padres; pero que Jesucristo, el nuevo Adán, la restauró con su Muerte, devolviendo al hombre sus primitivos derechos.
.
Segunda lectura (Exodo, XIV, 24-31)
.
Perseguidos los israelitas, que huían de la esclavitud de Faraón, por los egipcios, Dios manda a Moisés dividir las aguas del Mar Rojo, y al atravesarlo perece todo el ejército de los egipcios – Al pasar por las aguas del Bautismo, el pecador, esclavo de Satanás, también recupera su libertad, mientras el demonio y sus satélites perecen anegados en esas mismas aguas
.
Tercera Lectura (Isaías IV, 2-6)
.
Los catecúmenos iban todos a desposarse con Jesucristo, en el bautismo y a llamarse de El “cristianos” y a heredar la seguridad y la paz completa del alma al abrigo de este celestial Esposo.
.
Cuarta lectura: Deuteronomio XXXI
.
Repitiendo las mismas recomendaciones de Moisés al pueblo de Israel, la Iglesia exhorta a los Catecúmenos, y en ellos a todos los bautizados, a no olvidar las solemnes renuncias y promesas bautismales, recordando que Dios es el vengador de la fe violada.

.
PRIMERA PARTE DE LAS LETANÍAS DE LOS SANTOS
.

Terminadas las lecturas biblícas y mientras se prepara en el presbiterio lo necesario para la bendición de la Pila bautismal, se canta la primera parte de las Letanías de los Santos, entonando todos de rodillas y contestando todos a las invocaciones.
.
BENDICIÓN DE LA PILA BAUTISMAL
.
La bendición de la Pila Bautismal es de institución apostólica, como consta por la tradición escrita de los Santos Padres. Y no podia ser por menos, dado el destino sublime y los efectos maravillosos de esta agua de regeneración espiritual. Las oraciones usadas para este rito nos remontan a la cuna misma de nuestra fe, tanto por la nobleza y robustez de la forma literaria, como por la doctrina y los gestos simbólicos con que se subraya. El Prefacio, sobre todo es de un altísimo y muy inspirado lirismo.
.
RENOVACIÓN DE LAS PROMESAS DEL BAUTISMO
.
A los antiguos ritos de esta noche del Sábado Santo la Iglesia ha añadido éste nuevo de la Renovación de las promesas del Bautismo, para recordar solemnemente y en un acto público a todos los cristianos militantes su deber de permanecer fieles y agradecidos a su vocación de cristianos, que es la más grande dignidad de la tierra. Estas preguntas del Padre espiritual a sus hijos y las respuestas tan rotundas del pueblo fiel son de un efecto mágico en este momento.Después de cambiar los ornamentos morados por los blancos y de incensar el Cirio pascual, que preside la ceremonia, el Celebrante se dirige en voz alta a los presentes.
.
LETANÍAS DE LOS SANTOS (2ª PARTE)
.
Terminada la Renovación de las promesas del Bautismo, se canta el final de las Letanías, mientras el Celebrante y sus ministros sagrados cambian de ornamentos y el sacristán adorna con flores el altar para la Misa de Gloria.

MISA DE GLORIA
.

.
Los Kyries últimos de las Letanías de los Santos sirven como “Kyries” de la Misa de hoy, según se estilaba antiguamente en casi todas las misas. Por lo mismo, al entonar el Coro el primero de estos Kyries, el Celebrante y sus ministros salen de la sacristía revestidos de blanco, para empezar la Misa. Mientras el Coro va cantando pausadamente los "Kyries", el Celebrante hace la incensación y en seguida entona el "Gloria in excélsis", a cuyas primeras notas empiezan a resonar, en el templo el órgano y en la torre las campanas para celebrar el triunfo anticipado de la Resurrección. Al mismo tiempo se descubren los altares y las sagradas imágenes, despojándolos del luto que los cubría. No hay "introito".
.
Fuente:
.
1-Misal diario para América.
.
2-Fotos: extraídas del sitio
http://www.pittsburghlatinmass.org/

7 comentarios:

  1. Lourdes, un post excelente, realmente para quien no ha vivido una vigilia pascual tradicional es muy fácil de entender, muy interesante.

    :-)
    Pax et Bonum

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Feli, por tus palabras. Y gracias al que me ayudó con la presentación, jaja...
    Saludos a todos!!

    ResponderEliminar
  3. Es muy interesante ver como estos detalles de la Santa Liturgia Romana se preservan.

    Cuesta comprender en nuestra epoca el sentido de estos actos. Pero debemos recordar que en la Liturgia se realiza la forma más perfecta y elevada de Oración.

    En ella se unen todos los componentes de nuestra naturaleza y la creación.

    Es en ella también en que, por Gracia Sobrenatural, comienza a vivirse el Cielo en la Tierra.

    Definitivamente no es un tema secundario. Ella es el Corazón mismo de la Santa Iglesia.

    AMDG +

    Ramón López
    Juventutem de Argentina

    ResponderEliminar
  4. Interesante material. Es bueno que haya juventud militante en las filas de la preservación de la liturgia tradicional Yo también soy un joven que se preocupa por el tema. Les dejo mi página.
    Ad Jesum per Mariam
    Mariano

    ResponderEliminar
  5. Gabriel, estas súper invitado a colaborar con la página de juventutem, bien conozco a tu página y a quienes la organizan y yo te digo que mientras haya un amor sincero a Jesús sacramentado y una buena voluntad de actuar por su honor y gloria en favor de la Iglesia católica y el Papa Benedicto XVI podes contar conmigo no como compañera sino como amiga.

    La realidad es que son bastantes pocas las personas que quieren donar su colaboración a la evangelización y la difusión desinteresada de la liturgia tradicional sin importarles "los que diran!", por eso es importantísimo no sentir que estamos peleando contra nadie, solo estamos siendo fieles a la inspiración del Espíritu Santo que si encuentra a un corazón puro lo va a convertir en herramienta de su gloria como ha hecho con nosotros que no somos mejores que nadie.

    Pax et Bonum
    Por favor, reza por mi.

    ResponderEliminar
  6. La verdad no se de que rito liturgico tomaron esta celebracion pascual, donde los celebrantes estan con vestimenta morada, donde no se lee nada del nuevo testamento, que habla de la resurreccion de Jesucristo, se me hace muy rara.
    Yo tengo mas de 20 años celebrando la vigilia Pascual y no se le parece en nada.
    A las celebraciones que he asistido han sido en Mexico y en Estados Unidos
    Liturgia de la Luz
    Concelebrantes de Blanco
    Liturgia de la Palabra con 9 lecturas, 7 del Antiguo testamento y 2 del nuevo testamento
    Liturgia del Bautismo y la Liturgia de la Eucaristia.

    ResponderEliminar
  7. Al ser la Vigilia Pacual, la espera de la Resurrección y el Gozo, luego, de la Misma, NO ES RARO que el celebrante no use ornamentos blancos hasta casi el Gloria In Excelsis, tal como ha sido norma en la mayor parte de la historia de la Iglesia. Por otra parte, es cierto que la autora no hace un detalle del rito, no parece haber sido su intención, sino un esbozo del mismo. Para más detalles hay paginas de Liturgia o bien, los Misales. Por supuesto que se lee el Evangelio…

    ResponderEliminar