Archivos del blog

sábado, 24 de marzo de 2012

+ Corona de los Siete Dolores de María +

..
"Stabat juxta crucem Jesu mater ejus"
(Jn 19, 25)
.
Desde los primeros tiempos, los cristianos han honrado a Santa María, haciendo memoria no solo de su Maternidad Divina o su Perpetua Virginidad, sino también compadeciéndose de sus sufrimientos en la Pasión de su Hijo.
.
En el siglo XIII, junto con la difusión de la devoción a Cristo crucificado, se afianzó la devoción María junto a la Cruz. Con los años, la contemplación del sufrimiento de la Madre de Dios, no se limitó a su presencia en el Calvario, sino que se extendió a varios aspectos de su vida. De este manera, se realzó aún más la figura de María, quedando asociada a la Redención del Salvador.
.
La tradición fijó en siete los dolores que María Santísima habría sufrido durante su vida, a saber:
.
1. La Profecía de Simeón
.
2. La huía a Egipto.
.
3. La perdida del Niño en el Templo.
.
4. El encuentro con Jesús camino del Calvario.
.
5. La Crucifixión y Muerte de Cristo.
.
6. El descendimiento.
.
7. La sepultura de Jesús y la soledad de María.

.
La Santísima Virgen María manifestó a Sta. Brígida que concedía siete gracias a quienes diariamente le honrasen considerando sus lágrimas y dolores y rezando siete Avemarías:
.
1. Pondré paz en sus familias.
.
2. Serán iluminados en los Divinos Misterios.
.
3. Los consolaré en sus penas y acompañaré en sus trabajos.
.
4. Les daré cuanto me pidan, con tal que no se oponga a la voluntad adorable de mi Divino Hijo y a la santificación de sus almas.
.
5. Los defenderé en los combates espirituales con el enemigo infernal, y protegeré en todos los instantes de su vida.
.
6. Los asistiré visiblemente en el momento de su muerte; verán el rostro de su Madre.
.
7. He conseguido de mi Divino Hijo que las almas que propaguen esta devoción a mis lágrimas y dolores sean trasladadas de esta vida terrenal a la felicidad eterna directamente, pues serán borrados todos sus pecados, y mi Hijo y Yo seremos su consolación y alegría.

.
Entre todas las formas que han surgido para honrar los Siete Dolores de María Santísima, sobresale la Corona de los Siete Dolores. Su origen se remonta a 1233 en Florencia, con la fundación de la Orden de los Siervos de María. Esta orden tenía como fin principal la devoción a la Pasión de Cristo y los Dolores de María Santísima. Sus fundadores habrían inventado esta corona tomando como modelo el Santo Rosario. San Felipe Benicio superior general de esta orden, fue uno de los más propagadores de esta devoción, popularizando por todas partes el Hábito de La Dolorosa y su escapulario.
..
La Corona de los Dolores, se reza como el Santo Rosario, conmemorando los siete Dolores de la Santísima Virgen, con un Padrenuestro y siete Ave Marías después de enunciado cada Dolor. Al igual que para rezar el rosario hay un collar de cuentas, para rezar los siete dolores está el llamado collar de la Coronita Servita que consta de 49 cuentas o cuentas en un círculo, organizados en series de siete cuentas. Cada serie empieza con una medalla que muestra cada uno de los Dolores que padeció la Virgen. Las cuentas en el círculo se usan para rezar el Ave María, y las medallas en el circulo se usan para el Padrenuestro. La medalla del primer Dolor cierra el círculo y está unido a un colgante de cuatro cuentas que termina con una medalla de la Virgen Dolorosa. Las cuentas del colgante se usan para rezar las oraciones de clausura: la Salve y tres Avemarías. A estas últimas oraciones, pueden añadirse el "Stabat Mater", las Letanías Lauretas o cualquier otra oración a la Virgen Dolorosa. Es muy oportuno rezar la Corona de los Siete Dolores después del Via Crucis. También los sábados, en memoria de aquellas horas en soledad que pasó Santa María, recordando los misterios que guardó y meditó en su Purísimo Corazón el Sábado Santo.
.
Es esta una devoción es muy propia de la Cuaresma y la Semana Santa, ya que es una forma muy útil de unirnos a los padecimientos de Cristo Redentor, por medio de María Santísima, Madre y Corredentora nuestra.
.
Nichán Eduardo Guiridlian Guarino
contacto@juventutem.com.ar

2 comentarios:

  1. Rezo las 7 avemarías de los 7 dolores todos los días desde que tengo unos 8 ó 9 años. Espero ver el rostro de Nuestra Señora antes de morir. Muy buena nota!

    ResponderEliminar
  2. Gracias!Que Santa María Dolorosa escuche tu oración.

    ResponderEliminar