Archivos del blog

jueves, 10 de enero de 2008

+ ¿ Porqué el latín? (segunda parte) +

.

.

Entrevista de Radio Vaticano - redacción en lengua alemana-, al Padre Gero Weishaupt, latinista por Kath.Net.

.

Nuevamente nuestro amigo el R.P. Navas nos pasó otra parte de la entrevista sobre el latín. Siguiendo con el tema de “el latín en el Vaticano II” les remito a lo que dijo el cardenal Stickler (cf del P. Aulagnier « en hommage au cardinal Stickler » Regards sur le monde au 21 décembre, n° 151)

.

.
2a pregunta:
Kath.net: ¿Pero la lengua de la Iglesia no debería ser el griego antiguo o el arameo?
.
Gero W.: La lengua de culto de la primera generación de cristianos en Palestina era ciertamente el arameo; y fue también la lengua hablada por Jesús y sus apóstoles. La llegada de los cristianos al espacio cultural helenístico fue más tarde la ocasión para ellos adoptar la lengua griega para su liturgia. Es así que al principio, la lengua litúrgica en la ciudad de Roma fue el griego. Esto debe ponerse en relación también con el hecho de que, a raíz de las conquistas operadas en el Este del Imperio, numerosos inmigrantes de lengua griega viniendo de la parte oriental del Imperio, se establecieron al Oeste, y especialmente en Roma. No obstante, el griego hablado en la época ya no era ya el griego clásico de Homero o de un Platón, sino la lengua simplificada de koiné, la de los Setenta y del Nuevo Testamento. Este griego de la koiné tuvo una influencia sobre la lengua litúrgica latina naciente.
. ..
Durante el II siglo después de J.C. una tendencia a la latinización del culto cristiano se hizo ver, y se propagó desde África del Norte hasta Roma. Este proceso podrá darse como acabado al final del siglo IV, bajo el reinado del Papa Dámaso. Y es a partir de ese momento que en todo el Orbis Catholicus del mundo occidental, la liturgia será celebrada en latín.El arameo, la lengua de Jesús no pudo imponerse en el mundo occidental. De la misma forma que el griego, en Oriente, permanecerá limitado a Siria. Es por ello que, aprovechando estos avatares histórico-culturales, fue el latín el que triunfó al Oeste del Imperio, en particular en cuanto a su uso como lengua litúrgica del Occidente.
.

.
Pax et Bonum,
.
.
+ Clara de Asís +
felisa@juventutem.com.ar

No hay comentarios.:

Publicar un comentario