Archivos del blog

sábado, 5 de enero de 2008

¿Por todos o por muchos?

.
.
El Fr. Mauricio Segovia (AC), nuevamente nos envía un aporte de su pluma. El tema que trata hoy es especialmente controversial, pero creo que su enfoque es valioso. Como buen Profesor de Filosofía, ha sabido sintetizar un asunto de gran complejidad en pocas líneas. Y desde ya, se halla a disposición de todos para contestar via mail (por ahora, ya que no es muy ducho en materia informática) las dudas ó aclaraciones necesarias.
.
AMDG +
.
Ramón López
Juventutem de Argentina
.
.
¿Por todos o por muchos?
.
.
Hace unas semanas asistí a la Misa de clausura del año lectivo en un colegio católico. El sacerdote celebrante utilizó, a la hora del canon, la plegaria eucarística número tres en latín, según el apéndice al Misal Romano que viene en el Misal que se utiliza en nuestro país.
.
Al terminar la Misa se me acercó una docente del colegio y me dijo con gran perplejidad: “¡Este padre es tradicionalista!”. “¿Por qué dice eso?”, “Porque dijo PRO MULTIS cuando consagró el vino”.
.
“Espere, espere” ¿como llegó esta mujer a esa conclusión? Y me explicó: “Yo fui tradicionalista extrema, al igual que mi hermano, quien aun lo es (un reconocido tradicionalista extremo y ex funcionario público del área de seguridad). Ellos nos decían que la Misa Nueva era inválida porque no decía PRO MULTIS”.
.
“Ahora entiendo”, y pasé a explicarle: “La formula de la consagración del vino, en el rito romano lleva la expresión PRO MULTIS, al igual que en los ritos orientales. Cristo murió por todos los hombres, y la Escritura así lo afirma, Dios quiere que TODOS se salven. La Redención se cumplió de manera objetiva en la Cruz de una vez y para siempre.
..
Ahora bien, los frutos de la Redención se aplican subjetivamente a cada hombre en particular en la renovación incruenta del sacrificio de Cristo, o sea en la Santa Misa. La Iglesia nos enseña que el hombre puede oponerse a la Gracia, es decir puede rechazar los frutos de la Redención, y no porque Dios no quiera salvarlo, sino porque Él respeta nuestra libertad.
.
Así las cosas, la expresión PRO MULTIS se entiende en este sentido, o sea que no todos se benefician con la Redención, no porque Dios no los haya salvado, sino porque ellos no desean salvarse”. Hasta aquí la doctrina católica. Los tradicionalistas extremos, entienden la expresión PRO MULTIS en un sentido pelagiano y jansenista, o sea: Cristo no habría muerto por todos los hombres, lo habría hecho solo por algunos “escogidos” o “predestinados”, los cuales serían ellos obviamente. Hasta aquí el rejunte de la herejía de Pelagio y Cornelio Jansen y por que no Calvino.
.
La docente me agradeció la aclaración y se retiró tranquila.
.
Hermano Mauricio Segovia
Instituto Alter Christus
hnomauricio@alterchristus.com.ar
www.alterchristus.com.ar
.

5 comentarios:

  1. Creo que esta cuestión se dirime cual cauce de un río en las propias oraciones que rezamos en Misa, más precisamente en el Gloria:

    Gloria in excelsis Deo.
    Et in Terra pax hominibus bonae voluntatis.

    Es decir, la voluntad juega un papel determinante en la salvación. No quiero llegar al extremo tampoco de pensar "el que no quiere, no lo salva ni Dios", pero sí pienso que si no queremos salvarnos, le es muy difícil a Nuestro Señor hacerlo.

    Eso no quita que crea firmemente que su intención fue la de salvarnos a todos y a cada uno de nosotros.

    La alternativa, coincido con el Padre, es caer en una herejía exclusivista que tiene olor a azufre...

    ResponderEliminar
  2. Si desde hace un tiempo, su Santidad Benedicto XVI "cambió" la formula de la consagracion, es decir, precisamente la expresion ...por todos... por ...por muchos..., por que ésta reforma no ha sido aplicada por nuestros sacerdotes en nuestras celebraciones eucaristicas?
    son validas las dos expresiones?
    son (en una amplio analisis) equivalentes?
    lo cierto es que es un cambio introducido a modo de "corrección" por el Sumo Pontífice, que no se aplica aún... cuando corresponde acatar la autoridad del Papa, y deberle obediencia.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Cato, el Papa no "cambió" nada, sino que la traducción en uso contiene ambiguedades. Por eso, como Guardián Máximo del Depósito de la Fe, llamó a utilizar términos que se ajustaran mejor y más claramente a los originales.

    Lo invito a leer el original en latín del Ordo Missæ, Editio Typica (Typis Polyglottis Vaticanis, 1969). Allí es muy claro el texto latino: "...pro multis...".

    Por eso, como decimos en el post siguiente, es toda una Gracia de Dios que tengamos a la precisión y sacralidad del latín litúrgico. Ninguna lengua como él ha sido trabajada, corregida y prefeccionada, hasta su actual grado. Hasta la Ciencia y el Derecho profanos, se ven obligados a recurrir a él.

    Es cierto que esto ya debería haber sido aplicado en todo el obre católico, pero como ve, hay mala ó poca información sobre estos importantes asuntos.

    AMDG +

    Ramón López
    Juventutem de Argentina

    ResponderEliminar
  4. Entendido, mas o menos es lo que trataba de dar a entender, el Papa hizo la correccion, para adecuar el lenguage "vulgar" (de las lenguas vulgares) a lo que se corresponde, de la expresion latina que le da origen, es decir el "Pro Multis", ahora bien a lo que iba es que a pesar de estar vigente esta correccion, no se aplica, o por lo menos en mi experiencia no he notado que se haya corregido. a pesar del "alboroto" con el que los medios lo reflejaron (como siempre desvirtuando) generando opiniones en pro y en contra.
    Agradezco la respuesta, un abrazo, y seguiré pasando de visita, ya que me parece muy enriquecedor el blog.

    Leonardo.

    ResponderEliminar
  5. Estimado,
    por eso mismo es tan importante la labor de los fieles. Los religiosos son naturalmente conservadores, aún en materias que sería bueno que fueran más audaces. Si les demostramos interés y apoyo a sus mejores intenciones, como el uso del Pro Multis, nos beneficiaremos todos.

    Muchos de los que se resisten a usarlo, es por miedo a generar controversias y divisiones entre los fieles. Entonces, no hay mejor auxilio que demostrar nuestro interés, acompañado de mucha oración, de forma tal que Dios nos conceda esta Gracia.

    Almenos, es mi humilde opinión.

    AMDG +

    Ramón López
    Juventutem de Argentina

    ResponderEliminar