Archivos del blog

martes, 11 de diciembre de 2012

Origen del Pesebre

..
Nacimiento del " Belén"
..
Entre el 432 y el 440 Sixto III llevó a Roma algunos fragmentos de la santa cuna, a la que entonces fue llamada "Santa Maria ad preasepe" (Santa María en el pesebre), y que después pasaría a recibir el nombre de Basílica de Santa María la Mayor. En esta Iglesia de Roma comenzó la costumbre de celebrar la misa de medianoche, tomada de una análoga tradición de Belén. La atribución del oficio de carpintero a José, que durante siglos fue titubeante, se impuso en el siglo VI a través de las representaciones de los marfiles bizantinos.
.
Algunos historiadores consideran que el inicio del belén como tal tiene lugar con el acta notarial que se registró en Nápoles en el 1025 en una Iglesia, Santa María "ad praesepe", llamada "La redonda". Sin embargo, en este caso, como en el de Santa María la Mayor parece que se trata más bien de capillas destinadas a guardar fragmentos.
.
A partir del siglo VIII el nacimiento y la resurrección de Cristo se convirtieron en el tema de escenificaciones costumbristas tomadas de los Evangelios, representadas en las plazas. Con el tiempo, el sentido religioso de los recitales se fue deteriorando, de modo que frailes y curas predicaron contra la vulgarización, hasta el punto de que el mismo Inocencio III lo criticó. Fueron estas representaciones teatrales quienes introdujeron la mezcla de los personajes evangélicos con otros profanos inventados, en ocasiones fuera de tiempo y lugar (los pastores, por ejemplo, se convirtieron en campesinos y artesanos del aquel tiempo) .
.
El pesebre y su historia
.

El 24 de diciembre de 1223, San Francisco de Asís, llegó a Greccio con su inseparable hermano León, para evangelizar a las perversos habitantes de aquella áspera tierra. Dieciséis años antes, Inocencio III había prohibido las representaciones sagradas, por lo que tuvieron que pedir una dispensa a Honorio III.
.
San Francisco había descubierto una gruta en los bosques montañosos, a pocos pasos de su espartana cabaña, y pensó que era el lugar ideal para hacer revivir el "Nacimiento" del Redentor. En las florecillas cuentan que unos quince días antes de Navidad nuestro Santo dijo: “Quiero evocar el recuerdo del Niño nacido en Belén y de todas las penurias que tuvo que soportar desde su infancia. Lo quiero ver con mis propios ojos, tal como era, acostado en un pesebre y durmiendo sobre heno, entre el buey y la mula...”Para ello obtuvo la ayuda de Giovanni Vellita, el generoso rico del pueblo, que le consiguió el pesebre, la paja y los animales.
No hubo intervención de personas, pues se colocó un pesebre con heno fresco, debajo del altar portátil y junto a él los animales que la tradición fijó.
.
La noche de la vigilia, con el toque de las campanas, convocó en la gruta a todos los habitantes de Greccio. Los asistentes, los hermanos de varios conventos de los alrededores, y la gente del lugar, concurrieron a la Santa Misa con teas y cirios encendidos. Vinieron a pie, o a lomos de burro y de caballo, sin darse cuenta, como los pastores llegaron al Pesebre. La historia narra que durante la Santa Misa San Francisco de Asís, se revistió de la dalmática, ya que era diácono, y cantó el Evangelio con voz sonora....Luego predicó al pueblo mientras sus ojos rojos y enfermos lloraron por los sufrimientos del Redentor. Durante su sermón encontró palabras dulces como la miel para hablar del nacimiento del pobre Rey y de la pequeña villa de Belén.
...
Algunos historiadores afirman que fue el mismo San Antonio de Padua, contemporáneo de Francisco, quien celebró la Misa. Como por milagro, por un momento la figura del Niño Jesús, moldeado por las manos de San Francisco sonrió y extendió sus brazos hacia el Santo de Asís mientras cantaban las alabanzas al Misterio del Nacimiento; en el momento más solemne de la Santa Misa.
.
Francisco de Asís murió dos años después. Más tarde en ese sitio se levanto una Iglesia, en la cual un fresco recuerda el hecho. Como referencias más antiguas que tenemos respecto a los primero Pesebres que se realizaron en el mundo, citamos el que fue realizado por Arnolfo di Cambio (Florencia 1289). Este arquitecto de la Catedral de Florencia talló figuras en mármol blanco, parte de las cuales se conservan aún en Santa María la Mayor de Roma.
Durante los siglos XIV y XV las iglesias italianas se llenaron de hermosos Pesebres fijos, como los de Andrea della Robia en el Duomo de Valterra.
.
Del siglo XVI todavía se conserva el Belén de Coral en el Monasterio de las Descalzas Reales de Madrid, todas las figuras están talladas en coral, plata y bronce, desconociéndose su autor o autores. En el siglo XVIII adquiere su carácter definitivo y se imbuye de la teatralidad barroca. Fueron célebres el "Belén del Príncipe", encargado por Carlos III para su futuro hijo Carlos IV, entre otros.
.
Con el barroco se impulsó de forma definitiva la realización del Pesebre. El auge de la escultura y la incorporación del espacio escénico y los detalles introducen el belén en las casas señoriales. De estas a la burguesía y de aquí al pueblo, produciéndose un gran desarrollo en los siglos XVII y XVIII hasta nuestros días.
.
Ciertamente el gran invento de San Francisco de Asís, el pesebre, se ha difundido por todo el mundo en diversos formatos: desde los vistosos y artísticos pesebres en los que no falta nada: paisajes espectaculares, ciudades, campos y poblados llenos de vida, escenas diversas en torno al Nacimiento de Jesús, aplicaciones tecnológicas en el movimiento del agua del río, de molinos, de norias, de aserraderos, de figuras y en la iluminación; hasta la realización más sencilla, que se reduce al "Nacimiento": una construcción de madera o corcho en forma de portal o de cueva, en la que figuran tan sólo la Virgen, san José, el Niño, la mula y el buey, y que a menudo forma parte de la ambientación del Árbol.
..
La palabra Pesebre
.
La palabra Pesebre denomina exactamente esa especie de cajón generalmente de madera en que se les echa la comida a los animales. En uno de esos cajones es donde puso la Santísima Virgen al Niño Jesús recién nacido, porque al no tener sitio en la posada, tuvieron que guarecerse ella y san José en una cueva de la montaña, de esas que aprovechan los pastores como cobijo para ellos y sus rebaños. "Y dio a luz a su hijo primogénito, y le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, por no haber sitio para ellos en el mesón" (Lucas 2, 7). Esto dice el Evangelio. La palabra latina es praesepe, praesepis. Su significado básico es, evidentemente, cercado o lugar cerrado en que se recoge el ganado, establo, cuadra, etc.
..
El texto evangélico
.
La descripción de la escena del nacimiento de Jesús que hace el Evangelio es explícita pero sumamente sobria: "Mientras ellos estaban allí, se le cumplieron (a María) los días del parto, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento". De esta descripción a la exuberancia de los belenes napolitanos, españoles o latinoamericanos, hay una gran diferencia. ¿Cómo surgió en la Iglesia católica la costumbre de reconstruir la ciudad en que nació Jesús, Belén?
.
De todos modos, el texto bíblico está en la dualidad del significado: tanto vale para denominar el lugar (por no haber sitio para ellos en el mesón, tuvieron que cobijarse en un pesebre), como para denominar la cama en que la Virgen acostó a su hijo recién nacido. Y en esa dualidad se sigue manteniendo el término. La primera referencia a la cuna en que fue acostado Jesús al nacer, es de San Jerónimo. En un sermón que predicó en Belén, allá por los alrededores del año 400, la describe como un recipiente alargado de barro, sostenido por unas maderas en forma de caballete. Hay que conceder una alta credibilidad a esta información, puesto que san Jerónimo, el traductor de la Biblia al latín (su traducción es conocida como la Vulgata) era riguroso investigador in situ tanto de las palabras como de las cosas.
.
Pax et Bonum,
.
+ Clara de Asís +
felisa@juventutem.com.ar

No hay comentarios.:

Publicar un comentario