Archivos del blog

viernes, 23 de noviembre de 2007

+ Equestris Ordo Melitensis +

..
Hace pocos meses El Santo Padre recibió al Gran Maestre de la Soberana Orden Militar de Malta, y creo importante recapitular un poco sobre su historia y misión, en consonancia con la Hermeneutica de la Continuidad. No debemos olvidar la máxima bíblica de que "si algo viene de Dios, durará", lo que la Orden ha demostrado en su extensísima historia (nace en la Alta Edad Media!).
.
El heroísmo de la misma en las Cruzadas, el auxilio que prestaron en el Hospital de San Juan de Jerusalem, la valiente y denodada lucha por defender la Malta Católica, y el sangriento precio que pagaron por defender nuestra Santa Fe (sus caballeros murieron bajo torturas innarrables, defendiendo los últimos bastiones de la Cristiandad en Oriente), además de los numerosos leprosarios que desde tiempos remotos mantienen... son motivo de orgullo y afecto de toda la Santa Iglesia.
.
También es notable como la actual República de Malta, sigue siendo uno de los paises más Católicos de toda la Unión Europea, y aún el pueblo maltense los recuerda con gran afecto. En las procesiones y Misas, aún hoy en día siguen preservándose con honor y respeto las tradiciones llevadas a la Isla por los Caballeros Hospitalarios. Todo esto sin hablar del decoro y el brillo con que se Reza la Misa Latina en su Uso Extraordinario, que esta a la altura de las mejores celebraciones europeas.
.
Pero como en este caso hablamos de una Orden existente, y con representación en Argentina, no creo adecuado opinar ó colocar datos anecdóticos sobre la misma. Respetando su propia comunicación oficial, que es muy rica de por sí, podrán ver las fotos del encuentro ocurrido en Roma el 22 de Junio y el texto del
sitio web oficial.
.
AMDG +
.
Ramón López
Juventutem de Argentina
.

.
Misión de la Orden
.
La Orden de San Juan de Jerusalén es una de las más antiguas instituciones de la civilización occidental y cristiana. Está presente en Palestina ya en torno al 1050, es una Orden religiosa laica, tradicionalmente militar, caballeresca y nobiliaria. Entre sus 12.500 miembros, algunos son freires profesos, otros han pronunciado la promesa de obediencia. El resto está compuesto por Caballeros y Damas laicos, todos llamados al ejercicio de la virtud y de la caridad cristianas. Lo que distingue a los Caballeros de Malta es su compromiso de profundizar en la propia espiritualidad en el ámbito de la Iglesia y a dedicar sus energías al servicio de los pobres y de los necesitados.
.
La Orden de los Caballeros de Malta permanece fiel a sus principios fundacionales, que se sintetizan en el lema "Tuitio Fidei et Obsequium Pauperum", es decir, la defensa de la Fe y el servicio a los pobres y necesitados, que se concreta a través del trabajo voluntario de Damas y Caballeros en estructuras asistenciales, sanitarias y sociales. Hoy la Orden está presente en más de 120 países con sus propias actividades médicas, sociales y asistenciales.
.
Características de la Orden
.
La Orden, que conserva la prerrogativa de un ente independiente y soberano, tiene su propio ordenamiento jurídico, expide pasaportes, emite sellos, acuña moneda y da vida a los organismos públicos melitenses dotados de personalidad jurídica autónoma. La cabeza de la Orden es desde 1988, el 78º Gran Maestre Frey Andrew Bertie, elegido de por vida.
.
La Orden, que tiene su sede en Roma, mantiene relaciones diplomáticas con 99 Estados - muchos de los cuales no son católicos - a las que hay que añadir las representaciones ante algunos principales países europeos y organismos europeos e internacionales. La Orden de Mata es neutral, imparcial y apolítica. Estas características la hacen particularmente apta para intervenir como mediadora entre los Estados.
.
La Orden y la República de Malta
.
Desde hace algunos años, la Orden ha vuelto a Malta, según un acuerdo con el Gobierno maltés que ha concedido a la Orden el uso exclusivo del Fuerte de Sant'Angelo por 99 años. Situado en el municipio de Birgu, el Fuerte perteneció a los Caballeros desde 1530 hasta la ocupación de la isla por Napoleón en 1798. Hoy, realizada la necesaria restauración, el Fuerte es la sede de actividades históricas y culturales de la Orden de Malta.
.
El Cardenal Patrono
.

.
El Sumo Pontífice nombra a un Cardenal de la Santa Iglesia Católica Romana como su representante en la Orden - El Cardenal Patrono - investido con facultades especiales. El Cardenal Patrono es el encargado de promover los intereses espirituales de la Orden y de sus miembros, así como las relaciones entre la Santa Sede y la Orden.
.
Desde mayo de 1993 el Cardenal Patrono de la Soberana Orden Militar de Malta es
su Eminencia Reverendísima el Cardenal Pío Laghi.
.
El Prelado de la Orden
.

.
La Orden de Malta es una Orden religiosa desde 1113, año de su reconocimiento por parte del Papa Pascual II. Como Orden religiosa está ligada a la Santa Sede, pero al mismo tiempo es independiente como ente propio de Derecho Internacional.
.
El carácter religioso de la Orden convive, por tanto, con su plena soberanía. El Gran Maestre es al mismo tiempo cabeza de un Estado soberano y cabeza de una Orden religiosa; en virtud de esta segunda condición, la Iglesia le atribuye el rango de cardenal.
.
La Orden de Malta, según el Derecho Canónico, es una Orden religiosa laica. Algunos miembros de la Orden son freires, que han profesado los tres votos de pobreza, castidad y obediencia; otros miembros han hecho una promesa de obediencia; mientras la mayoría de los Caballeros y de las Damas son laicos. El Gran Maestre de la Orden es elegido entre los Caballeros Profesos con votos perpetuos. Las ocho puntas de la cruz, símbolo de la Orden, hacen referencia a las ocho Bienaventuranzas y nos recuerdan visiblemente su espiritualidad.
.
Los miembros de la Orden, en base a la Carta Constitucional, se comprometen a tener una conducta cristiana, ejemplar en la vida privada y pública, contribuyendo a mantener viva la tradición de la Orden.
.
Según las normas de la Carta Constitucional, el Papa nombra como representante suyo ante la Orden a un cardenal que, con el título de Cardenal Patrono, tiene la función de promover los intereses espirituales de la Orden y de sus miembros y de ocuparse de las relaciones con la Santa Sede.
.
Otra prorrogativa del Pontífice es la de designar al Prelado de la Orden entre una terna de candidatos propuesta por el Gran Maestre. El Prelado es el superior eclesiástico del clero de la Orden.
.
La Orden permanece fiel a los principios que inspiraron su fundación: la defensa de la Fe y el servicio a los necesitados. Sus miembros combinan vocación y compromiso con la solidaridad, la justicia, y la paz, basándose en la enseñanza de la doctrina evangélica, en estrecha comunión con la Santa Sede, ejerciendo una caridad dinámica y operativa, sustentada por la oración. No se es Caballero o Dama sólo por privilegio de nacimiento o por méritos adquiridos, sino por haber sabido responder a la invitación de trabajar allí donde surgen necesidades materiales y morales, allí donde se encuentre el sufrimiento.
.
Donde quiera que se asentaran los Caballeros, lo primero que hicieron siempre fue establecer un hospital y una hospedería y, si era necesario, fortificaciones defensivas. ¿Qué significa ser hospitalario hoy en el tercer milenio? Significa dedicarse a aliviar el sufrimiento y llevar el consuelo de la caridad cristiana a los afligidos donde sea necesario, no solamente en hospitales sino también en casas particulares, en hospicios, en los hogares pobres de la población desheredada. El compromiso no atañe solo a los enfermos, sino también a los marginados, a los perseguidos, a los refugiados, sin distinción de raza o religión.
.
Elenco de las Instituciones Nacionales
.
.
La Orden de Malta es una de las pocas órdenes nacidas en la Edad Media que está todavía en activo. Es, además, la única orden que sigue siendo a la vez religiosa y soberana. Tal circunstancia se debe al hecho de que no todas las otras órdenes de caballería tenían la función hospitalaria que caracteriza a la Orden de Malta, ya que una vez que desapareció la motivación militar que las justificaba fue disminuyendo su razón de ser.
.
La naturaleza caballeresca explica y justifica el mantenimiento del carácter nobiliario de la Orden, ya que muchos de sus Caballeros procedían en el pasado de las familias nobles del mundo cristiano. Hoy, la mayoría de los Caballeros pertenece a clases no nobles. Los miembros de la Orden pueden definirse como gentilhombres católicos animados por una altruista nobleza de espíritu y de comportamiento. Todos los caballeros responden a la condición prevista antiguamente para la concesión de títulos de nobleza: haberse distinguido por su especial virtud. El carácter caballeresco de la Orden tiene todavía hoy gran vigencia moral, porque denota el espíritu de servicio, de abnegación y de disciplina que anima a los Caballeros. Las batallas no se combaten ya con la espada, sino con instrumentos pacíficos de lucha contra las enfermedades, la miseria, la marginación y la intolerancia, y en la defensa y la divulgación de la Fe católica.
.
Los 12.500 Caballeros y Damas que componen la Orden - los freires profesos, los que han pronunciado la promesa de obediencia, y los miembros laicos - son llamados al ejercicio de la virtud y de la caridad cristianas. Tienen el compromiso de profundizar en la propia espiritualidad en el ámbito de la Iglesia y de dedicar sus energías al servicio del prójimo.
.
.
Las tres clases
.
Según la Carta Constitucional, los miembros de la Orden se dividen en tres clases y deben conformarse con las enseñanzas de la Iglesia y participar en las actividades asistenciales de la Orden.
.
A la Primera Clase pertenecen los Caballeros de Justicia, o Profesos, y los Capellanes Conventuales Profesos, que deben profesar los votos de pobreza, castidad y obediencia, con el fin de perseguir la perfección evangélica. Son religiosos a todos los efectos, según las normas del Derecho Canónico, pero no están obligados a la vida en común.
.
Los miembros pertenecientes a la Segunda Clase, en virtud de la Promesa de Obediencia que han profesado, se obligan a vivir según los principios cristianos y según aquellos principios relativos al espíritu de la Orden. Se subdividen en tres categorías:
.
- Caballeros y Damas de Honor y Devoción en Obediencia
.
- Caballeros y Damas de Gracia y Devoción en Obediencia
.
- Caballeros y Damas de Gracia Magistral en Obediencia.
.
.
La Tercera Clase está constituida por miembros laicos que no profesan votos religiosos, ni la Promesa de Obediencia, pero viven según los principios de la Iglesia y de la Orden. Se subdividen en seis categorías:
.
- Caballeros y Damas de Honor y Devoción
.
- Capellanes Conventuales ad honorem
.
- Caballeros y Damas de Gracia y Devoción
.
- Capellanes Magistrales
.
- Caballeros y Damas de Gracia Magistral
.
- Donados y Donadas de Devoción.
.
Los requisitos de idoneidad para cada uno de los rangos y categorías están definidos en el Código.
.
.
Breve reseña histórica
..
1048 - Jerusalén
.
El nacimiento de la Orden se remonta aproximadamente al año 1048. Mercaderes de la antigua república marinera de Amalfi obtuvieron del Califa de Egipto el permiso para construir en Jerusalén una iglesia, un convento y un hospital para asistir a los peregrinos de cualquier fe o raza. La Orden de San Juan de Jerusalén - la comunidad monástica dedicada a la gestión del hospital para asistencia a los peregrinos en Tierra Santa - se hizo independiente bajo la dirección de su fundador, el Beato Gerardo. Con la bula del 15 de febrero de 1113, el Papa Pascual II aprobó la fundación del Hospital y lo puso bajo la tutela de la Santa Sede, con derecho a elegir libremente a sus superiores sin interferencia de otras autoridades laicas o religiosas. En virtud de aquella bula el Hospital se transforma en Orden exenta de la Iglesia. Todos los Caballeros eran religiosos, atados por los tres votos monásticos de pobreza, castidad y obediencia.
.
La constitución del reino de Jerusalén en el marco de las Cruzadas obligó a la Orden a asumir la defensa militar de los enfermos, de los peregrinos y de los territorios conquistados por los cruzados a los musulmanes. A la misión hospitalaria de la Orden se sumó pues el deber de la defensa de la fe.
.
Con el tiempo, la Orden adoptó la cruz octagonal blanca que sigue siendo hoy en día su símbolo.
.
1310 - Rodas
.
Después de la pérdida del último baluarte cristiano en Tierra Santa en 1291, la Orden se estableció primero en Chipre y luego, en 1310, bajo la dirección del Gran Maestre Frey Foulques de Villaret, en la isla de Rodas.
.
Desde aquel momento, la defensa del mundo cristiano exigió la organización de una fuerza naval. La Orden formó una potente flota y empezó a surcar el Mediterráneo oriental, defendiendo la Cristiandad en numerosas y célebres batallas, entre las que destacaron las de las Cruzadas en Siria y en Egipto. Desde el inicio, la independencia de otros Estados concedida en virtud de decretos pontificios, junto con el derecho, universalmente reconocido, de mantener y armar fuerzas militares, constituyó la base de la soberanía internacional de la Orden.
.
A principios del siglo XIV las instituciones de la Orden y los Caballeros que acudían a Rodas procedentes de toda Europa se agruparon según los distintos idiomas que hablaban. Inicialmente fueron siete los grupos de Lenguas: Provenza, Auvernia, Francia, Italia, Aragón-Navarra, Inglaterra (con Escocia e Irlanda) y Alemania. En 1492 Castilla y Portugal se separaron de la Lengua de Aragón para constituir la octava Lengua. Cada Lengua comprendía Prioratos o Grandes Prioratos, Bailiajes y Encomiendas.
.
La Orden estaba gobernada por el Gran Maestre (Príncipe de Rodas) y por el Consejo, acuñaba moneda y mantenía relaciones diplomáticas con otros estados. Los otros cargos de la Orden se conferían a los representantes de las diversas Lenguas. La sede de la Orden, el Convento, estaba integrada por religiosos de diversas nacionalidades.
.

.
1530 - Malta
.
Después de seis meses de asedio y de crueles combates con la flota y el ejército del Sultán Solimán el Magnífico, los Caballeros se vieron obligados a rendirse en 1523, abandonando la isla de Rodas con honores militares.
.
La Orden quedó sin territorio hasta 1530, cuando el Gran Maestre Frey Philippe de Villiers de l'Isle Adam tomó posesión de la isla de Malta, cedida a la Orden por el Emperador Carlos V, con la aprobación del Papa Clemente VII.
.
Se estableció que la Orden permanecería neutral en las guerras entre naciones cristianas. En 1565 los Caballeros, a las órdenes del Gran Maestre Frey Jean de la Valette (que dio el nombre a la capital de Malta, Valetta), defendieron la isla durante el Gran Asedio Turco, que duró más de tres meses.
.
1571 - La batalla de Lepanto
.
La flota de la Orden, en aquel momento una de las más potentes del Mediterráneo, contribuyó a la destrucción definitiva del poderío naval de los otomanos en la Batalla de Lepanto de 1571.
.
1798 - El exilio
.
Dos siglos después, en 1798, Napoleón Bonaparte ocupó la isla durante la campaña de Egipto por su alto valor estratégico. Los Caballeros, que tenían prohibido por la Norma de la Orden alzar las armas contra otros cristianos, se vieron obligados a abandonar Malta. Aunque los derechos soberanos de la Orden sobre la isla de Malta habían sido reconocidos en el Tratado de Amiens (1802), la Orden no pudo jamás retornar a Malta.
..
1834 - Roma
.
Después de residir temporalmente en Messina, Catania y Ferrara, en 1834 la Orden se estableció definitivamente en Roma, donde posee, con garantía de extraterritorialidad, el Palacio Magistral en via Condotti 68, y la Villa Magistral en la colina del Aventino.
.
Siglos XX y XXI
.
La misión original de asistencia hospitalaria volvió a ser la actividad principal de la Orden, reforzándose aún más a lo largo del último siglo, gracias a la contribución de las actividades de los Grandes Prioratos y de las Asociaciones Nacionales presentes en numerosos países del mundo. La actividad hospitalaria y caritativa se desarrolló a gran escala durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial bajo la dirección del Gran Maestre Frey Ludovico Chigi Albani della Rovere, y se intensificó bajo la dirección del Gran Maestre Frey Angelo de Mojana di Cologna (1962-1988), cuyo sucesor es el actual Príncipe y Gran Maestre Frey Andrew Bertie.
.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario