Archivos del blog

domingo, 7 de octubre de 2007

La Música en la Liturgia

.
.
.
Opiniones divididas, posturas irreconciliables y criterios tan disímiles hacen de este una de las discusiones más candentes dentro de la Iglesia. Presbíteros, fieles y ministros nos miramos con recelo (hay que admitirlo) cuando el guitarrista u organista tocan algo que no nos termina de convencer.
.
Pero mas allá de la preferencia personal está el mandato supremo e incuestionable de la Iglesia en los documentos del CV II, en cartas de nuestro actual Papa Benedicto y el Motu Propio de San Pio X, siempre recordándonos la importancia y el lugar privilegiado que tiene que tener el canto gregoriano en la liturgia, la música de órgano y la música polifónica cada domingo en todas las celebraciones.
.
Es que este es un tema de vital importancia, la música como todo arte, debe elevar el espíritu, debe ser hecha con arte (valga la redundancia) y debe estar dentro de su contexto. ¿Quién, un sábado a la noche en una reunión de amigos pone un disco con el Veni Creator Spiritus? ¿Si alguien quiere organizar un baile, pensará en musicalizarlo con alguna sonata de Beethoven? A la primera impresión la respuesta es evidente, en el baile música de baile, en la Iglesia música de iglesia, es bastante lógico, pero si uno va por las parroquias del barrio, notará que en la liturgia el Gregoriano fue perdiendo mucho terreno. Las licencias que dio el CVII para incluir otros instrumentos y otros estilos de música en segundo lugar tornaron en ser la pauta cada domingo, y la música que nació en la Iglesia, para la Iglesia y por la Iglesia, la que nos enseñaron qui nos praecesserunt cum signo fidei, y la que celosamente custodió la Iglesia in saecula no puede ser dejada de lado y olvidada, no puede estar solo al alcance de quienes por ventura nos interesamos en ella y gustamos de ella, debe recuperar su primacía en la liturgia.
.
El canto gregoriano es el modelo excelso al que debe apuntar toda música que pretenda ser llamada sacra, es nuestra herencia y tradición, es un elemento mas en el que decimos “somos católicos” y es nuestro deber gustarla, aprenderla, cantarla y enseñarla a las generaciones venideras. No hay que tenerle miedo, no es un juego de niños pero tampoco es imposible aprender a cantar gregoriano, les dejo algunos vínculos de interés, y si alguien necesita partituras para la Misa contácteme.
.
S.S. Sancti Gregorius Magnus, Ora pro nobis.
Sancta Cecilia, ora pro nobis.



http://198.62.75.1/www2/cantgreg/cantos_selec_esp.html
http://www.el-atril.com/Fichas/Gregoriano/Gregoriano.htm
http://es.geocities.com/notacionmusical/programa0506.htm
http://www.abadiadesilos.es/partitura.htm
http://www.sanctamissa.org/EN/music/
http://www.youtube.com/watch?v=7cuOFKwp2Vg
http://interletras.com/canticum/tecnica.html

Gabriel Pizzi

3 comentarios:

  1. Estimado Maestro:
    Sin dudas, que este artículo refleja sintéticamente y con gran claridad, la enseñanza de la Iglesia en lo que tiene que ver con la música litúrgica.
    Sin duda muy oportuno. Espero que muchos clerigos lean esta reflexión tuya.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Maestro:
    Sin dudas, que este artículo refleja sintéticamente y con gran claridad, la enseñanza de la Iglesia en lo que tiene que ver con la música litúrgica.
    Sin duda muy oportuno. Espero que muchos clerigos lean esta reflexión tuya.

    ResponderEliminar
  3. Querido Amigo,

    es muy alentador ver que se valore la música en su justo lugar. Coincido con el nombre que le han dado a tu instrumento, el "organo" es el corazón musical de toda la Capilla y toda la Liturgia Solemne.

    Al respecto, nuevamente, te felicito por la calidad y la temática del artículo. Ya recibí varias felicitaciones en la calle por la calidad de nuestros bloggers!!!


    ADMG +


    Ramón López
    Juventutem de Argentina
    www.juventutem.com.ar
    ramon@juventutem.com.ar

    ResponderEliminar