Archivos del blog

viernes, 14 de septiembre de 2007

Rosario en Latín diario y en los Skypecasts


Pocos programas han revolucionado Internet como el ya conocidísimo Skype, que además de permitir una comunicación por voz a larga distancia entre sus usuarios, lo ofrece con gratuitad total. El programa ha llegado a convertirse incluso en una solución empresarial para PYMES, y no es extraño ver como algunas delegaciones de la Agencia EFE ya lo utilizan para comunicarse con Madrid. Pero lo más interesante de Skype ha sido la importante red social que ha logrado tejer con una herramienta tan innovadora como útil: los "Skypecast" mezcla de la marca y del vocablo inglés "broadcast" (retransmisión). El sistema funciona igual que una habitación de 'chat' como la conocen los veteranos usuarios de la red: un moderador que da o quita la palabra, y en el que los agitadores son expulsados por el moderador. La única diferencia subyace en que todo esto está ocurriendo en su ventanita de Skype.


Espacio para todo


La creación de un Skypecast es algo que todo usuario de esa plataforma puede hacer, ya sea para bien o para mal. De hecho, una de las aclaraciones resalta precisamente que "no se moderará el contenido" aunque sí se puede informar de que tiene contenido inapropiado. Por eso, no es extraño encontrarse cualquier cosa en el listado de Skypecast, pero en medio de la cizaña también crece el trigo, aunque haya que terminar podando: los 'Rosarios por Skype' empiezan a multiplicarse, y el último de ellos, el que se reza en Latín, probablemente no será el último.


El Rosario en Latín llega de la mano de Miguel Vinuesa, parroquiano de San Luis de los Franceses, en Madrid. San Luis es Una de las pocas iglesias en la que se celebraba el Rito Tridentino antes del Motu Propio, bajo un indulto del Cardenal Arzobispo de Madrid, Rouco Varela. Dicha parroquia se encuentra bajo la tutela del Instituto Cristo Rey Sumo Sacerdote, que cuenta con un sacerdote argentino en la capital Española, el RP. Raúl Olazábal. El joven periodista Vinuesa ha ido descubriendo un amor por la liturgia tradicional, que no había experimentado antes de 2007. Contagiado probablemente por la expectación ante un Motu Propio entonces por llegar, las primeras retransmisiones del Rosario en Latín se dieron en julio de 2007, y prosiguieron irregularmente hasta los primeros días de septiembre de este año, en el que están cobrando, poco a poco, un carácter diario.




El promotor del Skypecast, Miguel Vinuesa, con su Rosario, la imagen del Cristo sonriente del Castillo de Xavier (Navarra) y la foto del Santo Padre que utiliza para el Skypecast del Rosario en Latin.


No está solo


Pese a que no es de los Skypecasts más concurridos, el Rosario en Latín cuenta con alguna presencia recurrente verdaderamente alentadora, como la del R.P. Alberto Fraustro, Diocesano de Durango (México), que además pronuncia el Latín de una forma envidiable, y que no llega a los 35 años. En más de una ocasión, en esta nueva rodadura septembrina, le han acompañado Mimi y Thomas, un matrimonio irlandés, y la joven Felisa, miembro de Juventutem de Argentina.


(presentación x Juventutem de Argentina)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario